Categoría: Articulo

El papel de una Empresa Socialmente Responsable.

24 de abril 2017. Por Ing. Lorenzo Constans, Coordinador de Comisión de Responsabilidad Social Empresarial ( RSE ) de FIIC.  Consejero FIIC por Chile.

En el mundo actual, las organizaciones empresariales y  sus directivos están constantemente enfrentados a continuos cambios, sean  políticos, económicos, sociales, exigencias ambientales, legales o laborales.

Pero además de su propia actividad, está siempre presente el afrontar desastres naturales como terremotos, inundaciones, incendios, etc.

Todos estos cambios, así como las tareas de reconstrucción representan un desafío para el mundo empresarial,  que no solo debe estar preparado para abordarlos, sino tener la capacidad de anticipar planes de emergencia para el caso de desastres naturales en complemento a las tareas de la autoridad, que muchas veces reacciona de manera tardía y poco eficiente.

Hoy la sociedad está exigiendo algo más que la producción de bienes y servicios de calidad, sino una irreprochable conducta ética y  cualquier falta en ese sentido, repercute inmediatamente en la reputación no solo de esa empresa, sino la del propio sector empresarial, con el consiguiente daño a la actividad privada.

Muchas de estas acciones  no dependen exclusivamente de decisiones tomadas al interior de la empresa, sino también a instancias de carácter gremial, pero que afectan positiva o negativamente la imagen  de una determinada empresa:  del empresario como desarrollador de su gestión y de la valorización del emprendimiento privado ante la opinión pública, incluso irradiando no solo al país involucrado sino a través  de  la información instantánea de los medios de comunicación de manera  regional como globalmente.

El empresario además de buscar el desarrollo de su empresa y su legítima retribución al riesgo de su inversión, debe considerar de manera permanente la  función social  responsable que involucra a tanto a sus trabajadores como el entorno de su medio ambiente de esta manera contribuir al desarrollo armónico de una comunidad y finalmente del país.

Sin embargo no basta con esto, ya que existiendo hoy redes sociales y medios de comunicación muy activos y presentes, debemos ser capaces, según mi opinión,  de informar con mensajes simples los hechos concretos, como es en realidad la actividad empresarial, para entender que es indispensable para complemento de la función del Estado.

Factor muy trascendente es el político.

Tanto   el  poder  ejecutivo como el legislativo  tienen la responsabilidad de promulgar  leyes y aplicarlas:   ahí es donde la experiencia de nuestro sector resulta clave para informar acerca de la realidad productiva y de esta manera influir en leyes que beneficien al país, con trabajo de discusión prolija y buscando el beneficio general por sobre el particular, en vez de usarlas como herramienta para fines electorales.

A veces observamos con preocupación el poco reconocimiento de la alianza pública privada, herramienta exitosa para avanzar hacia el desarrollo, beneficiosa para el país y por ende para todos los trabajadores y sus familias, que  solo sea  recordada en momentos transitorios, cuando los crecimientos son insuficientes, aumento de la cesantía o baja de la inversión.

Hoy las empresas son objeto de crítica y observación permanente por la opinión pública, haciendo la salvedad que la opinión de los trabajadores en cuanto a la empresa en la cual laboran, es diametralmente diferente a la opinión de carácter general siendo bien valorada y reconocida.

Creo que nuestras empresas deben tener en cuenta que no basta con el cumplimiento de las leyes, sino además implementar mecanismos y herramientas que permitan hablar a través de hechos concretos, pero bien hechos, pues de esta manera encontraremos la legitimidad pública de nuestra actividad, y con ello no solo aumentar o recuperar su reputación, sino que lograr la valoración y reconocimiento de la importancia del sector privado.

Sin embargo el escenario es complejo y sumamente complicadas las soluciones,  por  lo cual debemos estar innovando permanentemente,  y cuya valorización incorpore costos medio-ambientales o sociales, como también destacando los beneficios reales para la sociedad, buscando por medio de la colaboración entre empresas de otros giros que comparten un mismo escenario.

El futuro es promisorio por el avance tecnológico y también social, pero no debemos olvidar que la empresa es actor fundamental a la cual se le exige en ámbitos en las cuales no pertenecen precisamente a su propia actividad principal.

En ese aspecto siendo ciudadanos corporativos la capacidad de asociación  es especialmente importante.

Este es un momento propicio para la unidad y ahí radica la gran función que organizaciones como FIIC, pueden hacer por nuestros países a través de sus cámaras nacionales, promoviendo buenas prácticas, experiencias exitosas y analizando con rigor  las fallidas,  y de esa manera  evitar cometer errores que retarden el avance de nuestras sociedades.

Ello nos obliga a ser rigurosos en la conducta de nuestras empresas, incluso sancionando aquellas que afecten valores tan fundamentales como la confianza, transparencia, honestidad y la ética en todos los niveles de ellas, desde los socios y ejecutivos hasta quienes desarrollan las labores más humildes.

En ello  las herramientas y experiencias compartidas por la FIIC y en especial por la Comisión de Responsabilidad Social Empresarial (RSE)  promueven  y fomentan políticas de carácter permanente en la búsqueda  de mantener una percepción no solo de productividad y eficiencia sino también de carácter social.

24 de abril 2017. Por Ing. Lorenzo Constans, Coordinador de Comisión de Responsabilidad Social Empresarial ( RSE ) de FIIC.  Consejero FIIC por Chile.

El combate a la corrupción en las Industrias de Infraestructura y Desarrollo Urbano

10 de Abril 2017. Por Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC.

La Reunión en México

El 9 de Marzo 2017 participé en Ciudad de México en una reunión y discusión de alto nivel sobre las recomendaciones del proyecto “Construyendo las Bases para Fomentar la Confianza y la Integridad” (Building Foundations for Trust and Integrity) encabezado por el Foro Económico Mundial (WEF, World Economic Forum) mediante su “Iniciativa Asociándonos Contra la Corrupción” (PACI,  Partnering Against Corruption Initiative).

Una jornada interesante en la que el WEF lanzó un reporte recién generado sobre los niveles de confianza en las industrias de la Infraestructura y el Desarrollo Urbano y su conexión en el combate a la corrupción. Dirigieron excelentes mensajes, además de otros muy buenos:

  • Pedro Rodrigues de Almeida, del Comité Ejecutivo WEF, encabeza PACI.
  • Juan Pablo Castañón, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial de México.
  • Arely Gómez, Secretaria de la Función Pública de México.
  • Gustavo Arballo, Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).
  • Nicolás Mariscal, participante del WEF y PACI, coordinador de Comisión de Responsabilidad Social Empresarial de CMIC

El Reporte

México ha experimentado una movilización de las organizaciones de la sociedad civil para atacar la corrupción sin precedentes y su reforma anticorrupción tiene potencial de convertirse en un modelo regional

El reporte descargable: Construyendo las Bases para generar Confianza e Integridad que se presentó, analiza la forma en que desarrollar confianza para la cooperación público privada puede ayudar a combatir la corrupción en América Latina utilizando a México como un caso de estudio. Este reporte es parte de la Fase III de la Iniciativa PACI  y se refiere a un proyecto para atender las necesidades de las industrias de la Infraestructura y el Desarrollo Urbano, tema sobre el que abundo más adelante.

Explora como el gobierno, la sociedad civil y los empresarios perciben la corrupción y que tanta confianza se tienen entre sí cuando interactúan, algunos resultados:

  • En una encuesta, la gran mayoría respondió que perciben al sector público como extremadamente a moderadamente susceptible de actuar de manera corrupta en sus interacciones con la sociedad civil y los empresarios.
  • Lo anterior coincide con una pérdida de confianza que perciben todas las partes interesadas hoy en día en México en comparación con la percepción que se tenía hace 5-10 años.
  • También encontró que existe una severa pérdida de confianza en la habilidad del Sistema Judicial para implementar y hacer que se cumplan sus determinaciones, lo cual conduce a una tremenda sensación de impunidad.

Se hace énfasis en los éxitos del sector privado, las organizaciones de la sociedad civil y el gobierno para responder a las demandas del público para combatir la corrupción. El Nuevo Sistema Nacional Anticorrupción y la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental aportan evidencia de reforma, cuando se combinan con las demandas del sector privado para atacar el comportamiento antiético. El enfoque de múltiples partes interesadas tiene el potencial de convertirse en un modelo regional para reducir efectivamente la corrupción. Hay que ver si el nuevo Sistema y Leyes se implementan efectivamente. El reporte recomienda que líderes empresariales y de gobierno consideren la adopción de medidas anticorrupción como un imperativo clave.

Señala que el Informe de Competitividad Mundial 2016-2017 del WEF clasifica a México en el lugar 116 de 138 países por la debilidad de sus instituciones. La corrupción y la impunidad están erosionando fuertemente la confianza en las Empresas y las instituciones, contribuyendo a la inestabilidad económica y social en la región.

La tecnología se considera como un habilitador transversal que puede agilizar el cambio, tiene el potencial de construir confianza e integridad al utilizar Sistemas de gobierno digital, sociedades con contratos abiertos y datos abiertos.

El Foro Económico Mundial, WEF

El WEF es una organización privada internacional sin fines de lucro, independiente. Involucra a líderes empresariales, políticos, intelectuales y sociales de todo el mundo, que buscan mejorarlo e influir en sus agendas industriales, regionales y globales.

Nació en 1971 como Foro Gerencial Europeo, teniendo cada vez más influencia y ampliando actividades, en 1987 se renombró Foro Económico Mundial. Cada año realiza conferencias en distintas partes del mundo para tratar temas actuales de impacto global, destacando el Foro de Davos, en Suiza, donde usualmente  participan directores de las empresas más influyentes del mundo, Jefes de Estado e intelectuales de renombre internacional.

 Partnering Against Corruption Initiative

Lanzado en 2004 por el WEF,  PACI es uno de sus  esfuerzos colaborativos más destacados que se enfocan contra la corrupción. PACI se ha convertido en una reconocida  voz empresarial líder en la lucha contra la corrupción. Es un esfuerzo sólido que está creando una plataforma muy  visible para establecer una agenda trabajando con líderes empresariales, organizaciones internacionales y gobiernos para abordar la corrupción, transparencia y los riesgos de los mercados emergentes. Se está expandiendo rápidamente y ahora se enfoca en la implementación de una agenda global anticorrupción.

La Corrupción en los sectores  de industria de Infraestructura y Desarrollo Urbano (IU)

La corrupción es uno de los principales impedimentos para llevar a cabo negocios en las economías avanzadas y emergentes según el Informe de Competitividad Mundial 2015-2016 del WEF. La infraestructura y las industrias de desarrollo urbano (IU) son algunos de los sectores más expuestos con oportunidades de práctica no ética, desde la evaluación de proyectos hasta su auditoría.

En las IU, la mitigación del riesgo de corrupción mediante procesos más transparentes y mejora de la eficiencia son muy beneficiosas para todas las partes. Pueden llevar a costos más bajos, entrega más rápida de los proyectos, y acceso más equitativo a servicios y productos de calidad para los ciudadanos y contribuyentes. En 2014 PACI lanzó una iniciativa en estas industrias  para explorar temas específicos, desafíos y oportunidades que enfrentan el sector. El proyecto en tres Fases  concluye en 2017 y ha identificado áreas clave de mejora para la industria de diferentes regiones del mundo.

Las Fases I y II identificaron un desafío común dentro de IU y entre las industrias involucradas. La falta de confianza entre los negocios y las instituciones subvirtió el esfuerzo de acción colectiva.

La Fase III , sobre la que se presentaron resultados en Ciudad de México en la reunión de Marzo, identifica áreas de riesgo clave, diseña y reproduce herramientas innovadoras para combatir la corrupción y crear cambios de comportamiento. Esto implicó realizar talleres y usar herramientas de diagnóstico con un enfoque regional en México y otros países en los que ha habido interés de los negocios y el gobierno para crear soluciones digitales para aumentar la confianza y la integridad y catalizar el cambio. Para crear valor económico es necesario fortalecer el diálogo entre las empresas y las instituciones públicas.

Finalmente

La sociedad civil del mundo y particularmente de Latinoamérica enfrenta un problema de corrupción difícil de abordar con éxito, que requiere labor conjunta y arduo camino. El WEF y en particular su iniciativa PACI son excelentes partes interesadas que apoyan con decisión el tema. Su alto perfil, capacidad y liderazgo pueden aprovecharse muy bien en nuestra región. Sus contactos de alto nivel son de gran utilidad. De hecho en 2016 el coordinador de PACI me apoyó para establecer contacto con Leonard McCarthy, Vicepresidente de Integridad del Grupo Banco Mundial,  con quien nos reunimos el Comité Ejecutivo FIIC en sus oficinas en Washington, presentándole la entonces recién creada Comisión Anticorrupción de la FIIC y  buscando sinergias en el tema con el BM, las que se establecieron adecuadamente.

10 de Abril 2017. Por Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC.

Con información del WEF, PACI y otros

 

 

Las Propuestas No Solicitadas. Banco Mundial prepara Lineamientos. FIIC opina.

3 de Abril 2017. Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC.

Las Asociaciones Público Privadas (APP)

Como sabemos, las Asociaciones Público Privadas (APPs) incorporan la participación del sector privado en la prestación de servicios o creación, operación y/o mantenimiento de infraestructura antes tradicionalmente prestada por el sector público.

Las limitaciones presupuestales que atraviesan las economías del mundo -con agudeza las  latinoamericanas- llevan a que muchas entidades públicas de la región consideren a las APPs como una opción muy viable para crear o mantener la infraestructura que un país requiere para su crecimiento económico y bienestar de la población.

Las Propuestas No Solicitadas (PNS)

En ese este contexto, se buscan constantemente nuevas fórmulas que agilicen el uso de las APPs en el desarrollo de los países. Una de estas fórmulas es la de las Propuestas No Solicitadas (PNS), mecanismo utilizado en el ámbito de las APPs para que el sector privado presente al sector público propuestas de proyectos de inversión en infraestructura que aunque no han sido pedidos de manera específica por la administración pública, se enfocan a proveer un servicio muy orientado a sus objetivos y estrategias vigentes.

A nivel mundial la postura ante las PNS no es uniforme. Su popularidad asciende entre empresas y gobiernos de Latinoamérica, pero en otros países y continentes, como Europa, se ven frecuentemente con escepticismo y se limitan por la normatividad correspondiente. Puede percibirse que el aumento de las PNS se concentrará en los mercados emergentes, donde las capacidades del gobierno para originar infraestructura son más reducidas, contrario a la situación de las economías más avanzadas.

Algunos Pros y Contras de las PNS

Las PNS aumentan la capacidad del gobierno para implementar APPs, pues aceleran proyectos y atraen mayores recursos. Además permiten introducir la innovación y flexibilidad del sector privado a una infraestructura pública urgida de creatividad y nuevos enfoques. Pero las PNS también implican riesgos en caso de ser mal implementadas: si el proceso le otorga demasiadas ventajas al proponente, se puede desalentar la competencia en las licitaciones, lo que redunda en resultados poco óptimos o de baja calidad.

Quizá el principal problema es que las PNS requieren una alta y efectiva normatividad que elimine cualquier sospecha de conflicto de interés, especialmente en el actual entorno de la alta percepción de corrupción que priva en Latinoamérica respecto a la construcción de obras públicas. El peligro de que las APP terminen desvirtuadas por una aplicación poco transparente de una PNS es alto, por lo que se debe ser sumamente riguroso en este rubro.

 El desempeño actual de las PNS

Según la Public Private Infrastructure Advisory Facility (PPIAF), entidad del Grupo Banco Mundial que actúa como catalizador de inversiones para incrementar la participación del sector privado en naciones emergentes y su estudio para implementar PNS con un muestreo en 57 países:

  • China es el país más exitoso en la implementación de PNS, acumula el 24% de las PNS implantadas con éxito
  • El resto de Asia, excluida China, suma el 39%
  • África registra el 31%
  • Latinoamérica y el Caribe alcanza el 21%
Las PNS, Latinoamérica y como se manejan en diversos países
  • La experiencia en Latinoamérica de las PNS arroja resultados mixtos.
  • En Chile han mostrado un buen desempeño. Si bien sólo se asignaron 19 programas de 423 presentados entre 1992 y 2015, el programa parece haber dado buenos resultados. Las razones, aparentemente se desprenden de la solidez de un marco legal e institucional capaz de asegurar la transparencia de dichos procesos.
  • En países como Brasil, la experiencia ha sido cuestionada debido a la limitada participación de otros posibles jugadores en los procesos licitatorios.
  • En México son relativamente nuevas, se definieron por primera vez en el marco legal mexicano en 2013 con la Ley APPs federal, han causado un gran interés tanto para el gobierno como para las empresas: de los 10 proyectos APP aprobados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016, siete son PNS, la mayoría pertenece al sector salud.

Se puede encontrar una discusión sobre cómo los diferentes países manejan las PNS en el PPIAF Documento de Trabajo No. 1 – Propuestas de Infraestructura No Solicitadas – Cómo Algunos Países Presentan Competencia y Transparencia. Una iniciativa más reciente fue llevada a cabo por PPIAF en 2014: Propuestas No Solicitadas – Una Excepción a la Iniciación Pública de PPPs de Infraestructura: Análisis de Tendencias Globales y Lecciones Aprendidas.

 Banco Mundial Solicita retroalimentación sobre Lineamientos para PNS

El Banco Mundial es un importante actor en temas de ésta naturaleza. Actualmente está en proceso de establecer sus Guidelines for the Development of a Policy for Managing Unsolicited Proposals in Infrastructure Projects” (Lineamientos para el Desarrollo de una Política de Gestión de Propuestas No Solicitadas en Proyectos de Infraestructura).

Su importancia es que este tipo de documento, aunque no es de aplicación obligatoria en lo general para todos los países, ejerce una influencia notable en el contexto mundial y los lineamientos así establecidos tienden a convertirse en estándares de hecho en muchos países del orbe.

El actual Proyecto de Lineamientos está abierto a consulta pública con el fin de captar opiniones y recomendaciones de todas las partes interesadas pertinentes para alimentar este nuevo documento.

Las recomendaciones de los Lineamientos se basan en un examen a fondo de las mejores prácticas mundiales con las políticas y proyectos de las PNS.

Buscando ayudar a los gobiernos a administrar las PNS, incluida la introducción de la competencia cuando sea posible y mejorar la gobernanza de la PNS, los Lineamientos tienen por objeto apoyar a los gobiernos para proporcionar infraestructura resilente. Más información aquí.

LA FIIC está emitiendo Opinión al BM sobre los Lineamientos

Por ello nuestra Federación Interamericana de la Industria de la Construcción (FIIC) está emitiendo la opinión correspondiente al BM mediante la acción de su Comisión de Infraestructura, que atinadamente coordina el Consejero FIIC por Argentina Ing. Fernando Lago, a quien reconocemos su profesionalismo y dedicación al tema.

Además, la consulta directa del Banco está abierta actualmente a las Cámaras de Construcción, empresas, etc. interesadas. Aunque todos los comentarios recibidos serán revisados y documentados, los comentarios y recomendaciones no necesariamente se incorporarán a la versión final del informe. Pueden enviar sus comentarios aquí antes del 7 de mayo de 2017.

Conclusiones
  • Las PNS pueden ser un buen mecanismo para potenciar las APPs
  • Tienen ventajas y desventajas, como muchos instrumentos
  • Bien manejadas podrían ser de gran utilidad en Latinoamérica
  • Muchas instituciones mundiales están trabajando sobre ellas, Banco Mundial incluido
  • La FIIC atenta a su responsabilidad y función está emitiendo las opiniones pertinentes
  • Por su importancia regional, en FIIC seguiremos atentos a las PNS

3 de Abril 2017. Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC.

Con información del Grupo Banco Mundial, Forbes y otros.

Construcción, pilar de la economía, el desarrollo urbano y el avance industrial

 

27 de marzo 2017. Por: Dra. Sandra Forero Ramírez  Presidente Ejecutiva de Camacol, Consejera FIIC

Es bien conocido que  el sector de la construcción es un instrumento de gran relevancia en la política económica, siendo muy reconocida su contribución para acelerar el crecimiento, crear empleo y convertirse en un pilar simultáneo del consumo (en relación a los insumos), inversión (hogares y firmas) y valor agregado. El concepto teórico detrás de estas características que destacan al sector de la construcción  como un sector de amplio arrastre sobre la industria y el aparato productivo de las economías fue acuñado por Hirschman (1958) bajo la designación de encadenamientos hacia adelante y hacia atrás (forward and backward linkages).

La principal característica del sector es  su capacidad de impulsar las industrias proveedoras de insumos, en un primer nivel, y continuar  generando efectos multiplicadores sobre la cadena de valor que  alimentan a su vez a estas industrias. Adicionalmente, sus encadenamientos hacia adelante subyacen por  ser un insumo para la financiación y la prestación de actividades inmobiliarias, sin desconocer los efectos positivos para los sectores mobiliarios y de servicios de remodelación.

Solo en el caso de Colombia, existen cerca de 13 millones de viviendas en todo el territorio nacional que demandan más de 5 billones de pesos anuales en insumos para reparaciones y remodelaciones, valor que se suma a los 30 billones de pesos que se demandan en materiales para la construcción de 28 millones de m² nuevos desarrollados cada año. Con esto, y las obras civiles, se generan 1.4  millones de empleos directos para el país.

Actualidad sectorial

En Colombia, el año 2016 presentó como denominador común una serie de desafíos para el desarrollo y  comercialización de proyectos de edificaciones en el país. A nivel macro, la debilidad de la actividad económica, la inflación fuera de cauce, la tendencia alcista en los tipos de interés, la vulnerabilidad en la posición externa del país, los riesgos sobre la calificación soberana y las expectativas de la reforma tributaria estuvieron presentes a lo largo del año.

No obstante esos desafíos, los hogares invirtieron $32.5 billones en 178.300 viviendas, representadas en la compra de más de 12.3 millones de metros cuadrados (m²), cifras que implican un nivel de inversión y demanda de área residencial nueva per-cápita de $950.000 y 0,36 m², respectivamente. Estos niveles se sitúan entre los más altos de los últimos años y reflejan la dinámica de la iniciativa privada en torno a la construcción de edificaciones, el aporte de la política de vivienda sobre el desempeño de la actividad y la confianza de los hogares en el mercado de vivienda nueva del país.

En la construcción de proyectos no residenciales, 2016 registró un volumen de actividad 9.6 millones de m² en construcción, con un inicio de obras equivalente a 5,4 millones de m². En ese agregado de actividad, se destacó el comportamiento del segmento de construcción de bodegas, en el cual se iniciaron 984.000 m², representando una tasa de crecimiento de 19.8% respecto al año 2015.

En el 2017 preservar la confianza debe ser una prioridad. Aunque se prevé un año con mayor certidumbre y señales de recuperación a nivel macroeconómico, no se puede desconocer que un panorama de desconfianza producto de factores externos al mercado puede minar las expectativas de un mejor desempeño sectorial.

Dos elementos deben ser parte integral del esfuerzo conjunto por construir confianza y proteger el modelo de desarrollo del sector edificador. El primero tiene que ver con la relación público-privada y la eficiencia institucional. En particular,  las administraciones municipales deben mejorar el  entorno de inversión regional, asegurando los derechos del sector productivo, el acceso a la vivienda y el desarrollo urbano formal que se derivan de los procesos oportunos de habilitación de suelo y de la expedición de licencias de construcción, sin desconocer  que la inversión privada en edificaciones es además una fuente de financiamiento que mejora la capacidad fiscal territorial. Así, alejar la inversión suspendiendo los procesos de licenciamiento o limitando la habilitación de suelo es contraproducente en cualquier estrategia regional de desarrollo, ya que, simultáneamente con el incentivo perverso hacia prácticas desalineadas con el marco legal, objetivo y trasparente, hace insostenible la dinámica del sector.

El segundo tiene que ver con la actuación empresarial y el modelo sectorial. Luego de la crisis de finales del siglo pasado y sus nefastas consecuencias en los primeros años del actual, el  modelo de la actividad ha sido fuente de transformación. El resultado, el perfeccionamiento de un esquema de promoción, financiación, construcción y acceso a la vivienda que ha generado réditos al país por más de una década. La preventa como modelo de promoción de proyectos, los límites a la financiación, la participación de la fiducia inmobiliaria como vehículo para controlar los riesgos y articular eficientemente las partes,  y los incentivos a la construcción de vivienda social articulados  con los diversos programas de acceso a los hogares, como Mi Casa Ya, han sido  fruto de esa  evolución. Todos estos elementos deben seguir en las raíces de actuación de promotores, constructores, financiadores, fiduciarias y hacedores de política sectorial, como una estrategia integral para seguir construyendo confianza en 2017 y proveyendo vivienda de calidad para los hogares colombianos.

Hacia la Construcción de Ciudades de Calidad

El desarrollo formal de las ciudades es un tema de vital importancia para Camacol. Las ciudades son la base del crecimiento económico, el desarrollo social y la productividad de los países; por tanto su transformación debe ser producto de una correcta planificación. En Colombia se han hecho grandes esfuerzos, y aunque hay resultados positivos falta camino por recorrer.

En las últimas décadas el país ha enfrentado un acelerado proceso de urbanización y se prevé que en las próximas, ese fenómeno continúe. La migración urbano – rural, la búsqueda de oportunidades y el cambio demográfico han hecho de las ciudades los espacios ideales para la búsqueda de bienestar y ascenso social. Un ejemplo de esto es que el 85% del Producto Interno Bruto (PIB) del país es generado en los centros urbanos, y 8 de cada 10 colombianos se desempeñan laboralmente al interior de las urbes.

Este proceso evolutivo seguirá su curso. Por lo tanto, no contar con una correcta planificación de la ciudad generará un crecimiento urbano informal y menor competitividad. Una ciudad que crece y se construye de manera informal, tiene efectos nocivos para su desarrollo: incremento de informalidad económica, baja competitividad, menor acceso a la vivienda, deterioro ambiental, infraestructura de movilidad y de servicios públicos  deficientes, ausencia de equipamientos sociales y reducida calidad del espacio público, son rasgos de una ciudad no planificada.

En las ciudades, la evolución social, cultural, económica y ambiental deben ser producto de una transformación física, y es claro que existen muchos factores que ayudarían a lograrlo. Desde el Gremio se han identificado cuatro elementos de mayor relevancia que nos conducen a una correcta transformación de la ciudad.

El primero es una planeación con visión de largo plazo. Eso implica estudiar el territorio, tener información de calidad,  evaluar las relaciones funcionales entre las regiones, hacer una prospectiva de la vocación económica y anticipar las necesidades de vivienda y construcción no residencial. Estos son aspectos que  no pueden ser ajenos a este proceso.

El  segundo es la gestión efectiva y oportuna del suelo urbanizable. Planear, gestionar, desarrollar y ocupar el territorio de manera adecuada debe ser una prioridad en las estrategias de ciudad.

El tercero es garantizar la promoción de proyectos de vivienda para todos los segmentos de la población. La accesibilidad a la vivienda formal es un importante instrumento para la superación de la pobreza y el déficit habitacional, la formación de clase media, y la creación de ciudadanía.

Por último, está la garantía de proveer equipamientos sociales (colegios, hospitales, centros infantiles y seguridad) y los servicios esenciales (agua potable, alcantarillado, luz) además de mayor y mejor espacio público e infraestructura.

En esos elementos está el poder de construir una ciudad que plasma en su territorio un modelo de crecimiento ordenado y articulado regionalmente, que incrementa su competitividad a través de una correcta planificación, que impulsa la inversión mediante generación de confianza y la estabilidad jurídica, y en la que el acceso a la vivienda y a los equipamientos sociales son elementos centrales en la calidad de vida de sus habitantes.

En ese sentido, Camacol ha servido de canal para dar a conocer a las autoridades municipales la oferta de instrumentos con los que cuenta el Gobierno Nacional en pro de impulsar el desarrollo urbano con una visión de largo plazo, una gestión oportuna y efectiva del suelo que promueva la producción de vivienda para todos los segmentos de la población y que garantice los equipamientos sociales requeridos, en un marco de seguridad jurídica.

27 de marzo 2017. Por: Dra. Sandra Forero Ramírez  Presidente Ejecutiva de Camacol, Consejera FIIC

 

 

 

 

 

La Comisión de Infraestructura de FIIC (2ª parte)

 

20 de marzo 2017. Autor: Ing Fernando Lago, Coordinador de la Comisión de Infraestructura FIIC, Consejero por Argentina.

En el artículo previo, La Comisión de Infraestructura de FIIC ( 1ª parte) comentamos antecedentes, creación, operación inicial y otros de la Comisión. Continuamos ahora con diversos temas sobre ella.

Las relaciones internacionales

Por la temática a su cargo, la Comisión de Infraestructura mantiene relaciones con: CICA Confederación Internacional de Asociaciones de Constructores en particular con temas relacionados con los esquemas de Asociación Público-Privada de Proyectos de Infraestructura y de Financiamiento a largo plazo. También se trabaja en la promoción de lo que se llama “Proyectos Bien Preparados” (Well Prepared Projects), insistiendo en la necesidad de contar con proyectos ejecutivos bien preparados de las obras a realizar, para evitar sobrecostos y tiempos extendidos de construcción frecuentemente debidos a faltas, omisiones o fallas del proyecto ejecutivo correspondiente.

Así mismo con organismos multilaterales de crédito, como World Bank, Banco Interamericano de Desarrollo  y CAF, Banco de Desarrollo de América Latina, en relación con  financiamiento de proyectos, a nivel soberano o sub-soberano, y a la emisión de garantías. Estas instituciones financian tanto al sector público como privado para la realización de proyectos de infraestructura.

Con Organismos plurinacionales: como UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas) y su rama de planificación de la Infraestructura, el COSIPLAN (Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento), que se ocupa de la coordinación de infraestructuras de la región entre dos o más países.

Hemos hecho lo propio con organismos dependientes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como UNECE (Economic Commission for EuropeComisión Económica para Europa) y UNCITRAL (United Nations Commission on International Trade Law), sector dedicado al análisis de la legislación aplicable a contratos que involucran a más de un país.

actividad reciente

En años recientes, se ha concretado un valioso intercambio de opiniones entre los miembros de la Comisión, que han sido compartidos con todos los Consejeros presentes en las reuniones plenarias de Comisiones, que se realizan dos veces al año como parte de las sesiones de Consejo Directivo.

Los temas tratados se refieren a los objetivos de la Comisión señalados en la Declaración de Riviera Maya (comentada al final del artículo 1a parte, previo) , pero, en el debate, se agregan referencias a los contactos con otras instituciones, como las señaladas anteriormente, y algunos temas de cada momento como:

  • Licencia social adicional a las administrativas que pueden dificultar la concreción de proyectos.
  • Defensa de empresas locales ante ofertas de empresas internacionales que aprovechan algún tipo de ventaja competitiva.
  • Ofertas anormalmente bajas en periodos recesivos y su tratamiento.
  • Opiniones sobre un proyecto de Pliego Tipo para Licitaciones del Banco Mundial
  • Necesidad de que los contratos se liciten en base a “Proyectos Bien Preparados 
Actividades más actuales de la Comisión de Infraestructura

La Comisión ha adaptado su actividad actual a las directivas surgidas de la reunión más reciente del Consejo Directivo de FIIC (Octubre 2016, en Asunción Paraguay), con un mayor énfasis en reuniones virtuales periódicas frecuentes, concentrando la actividad en tres temas centrales definidos por el Consejo.

Así, el 1º de marzo de 2017 se realizó la tercera “Reunión On Line” de la Comisión de Infraestructura de FIIC .

En las distintas emisiones, han participado 7 miembros de 7 países.

En las últimas reuniones, se ha utilizado la plataforma zoom.us, obteniendo una conexión sencilla y ágil  a través de Internet,  o incluso a través de una llamada telefónica a un teléfono nacional, realizada con la intervención de un sistema de conferencia telefónico gratuito.

Otro miembro (y un país adicional) ha confirmado que asistirá a la próxima reunión virtual, el 5 de abril, a las 15 horas (UTC)

Mientras tanto, continúan las  gestiones de miembros de nuestras Cámaras socias y de la Comisión, para comprometer una futura participación de otros representantes o expertos interesados.

La Comisión tiene en agenda temas trascendentales, aprobados en la última reunión de Consejo Directivo:

  • Herramientas contra-cíclicas, Políticas activas ante la recesión mundial y sus efectos sobre la inversión en infraestructura
  • Informe sobre la situación de los países miembros.
  • Efecto sobre empleo y actividad.
  • Perspectivas.
  • Posibles propuestas institucionales
  • Asociación Publico Privada como medio de financiamiento de la Infraestructura.
  • Informe sobre la situación de los países miembros.
  • Casos de éxito o de fracaso en desarrollo de INfraestructura.
  • Triángulo Norte, como ejemplo de Asociación Público-Privada para la gobernanza y ejecución de proyectos, con apoyo de los Bancos Multilaterales, USA y BID.
  • Intercambio de información sobre el proyecto.
  • Posibilidades de convocar a miembros de otras Cámaras para integrarse a la Comisión.

Los Miembros de la Comisión enviarán oportunamente al resto del grupo algunas referencias de “lecciones aprendidas”, relacionadas con los éxitos o fracasos de los contratos PPP en su propia región.

La Comisión espera avanzar en el tratamiento de estos temas para realizar un informe durante la próxima reunión de Consejo Directivo de FIIC, en Brasilia, en mayo de 2017

Los lectores son amablemente invitados a compartir sus experiencias particulares por correo electrónico a flago@camarco.org.ar y/o fiic@fiic.la

Por otro lado, una grabación de la reunión del 1º de febrero se encuentra disponible en  https://www.dropbox.com/sh/tiycekhsnnktnfa/AACzuvCzEWAMq0JTBX8QKWsfa?dl=0

20 de marzo 2017. Autor: Ing Fernando Lago, Coordinador de la Comisión de Infraestructura FIIC, Consejero por Argentina.

 

La Comisión de Infraestructura de FIIC ( 1ª parte)

  

13 de marzo. Por Ing. Fernando Lago, Coordinador de la Comisión de Infraestructura FIIC.

El artículo previo Las Comisiones de Trabajo de FIIC describe los grupos de trabajo y forma de operación actual de los mismos. Este artículo se centra en el tema de Infraestructura, a desarrollar en dos partes.

Antecedentes, Creación y Operación Inicial de Comisión la de Infraestructura

El interés de la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción- FIIC- y el de sus 18 Cámaras miembros por la Infraestructura no es nuevo. Viene desde los orígenes de la Institución, hace casi 60 años.

Ejemplo más cercano de ese interés por esta rama esencial de la actividad de la construcción, es  la “Declaración Conjunta de las Américas” firmada por FIIC, y representantes de Canadá y Estados Unidos en Octubre de 1998 y la “Declaración Conjunta en materia de Infraestructura” emitida por FIIC, luego del Congreso de Cartagena, en noviembre de 2006. Diversas Declaraciones pueden revise en la página web institucional  http://www.fiic.la/indicedec.php

A propuesta del Consejo Directivo de la Federación, en 2008  se crean las Comisiones internas dentro de FIIC, para el estudio pormenorizado de las distintas problemáticas de  nuestra  industria.

Una de esas Comisiones creadas entonces es la de Infraestructura.

Se designa Coordinador al Ing. Fernando Lago, Consejero FIIC por la Cámara Argentina de la Construcción.

En septiembre de 2008, durante  el Consejo Directivo realizado en Caracas, Venezuela,  el Coordinador informó  que la Comisión había iniciado sus actividades, contando a esa fecha con representantes de 11 de las 18 Cámaras afiliadas.

Durante los primeros años, la actividad de la Comisión operó con el intercambio de información, vía mail, durante el periodo entre sesiones del Consejo Directivo, el proceso culminaba en reuniones presenciales el día previo al Consejo.

Los citados encuentros tuvieron siempre alta asistencia, donde se generaron valiosos aportes de los concurrentes, los que fueron resumidos en informes al Consejo.

    Objetivos de la Comisión

En 2010, en la reunión de Consejo de Santiago de Chile, se le fijan a la Comisión ocho objetivos básicos:

  • Generación de la Doctrina FIIC sobre Infraestructura
  • La Infraestructura como prerrequisito del crecimiento
  • La construcción como herramienta contra cíclica
  • La infraestructura como acción social
  • Tasa de Descuento de los Beneficios futuros de una Obra
  • Necesidad de Mantenimiento oportuno de la Infraestructura
  • La inversión en infraestructura en las cuentas nacionales
  • Difundir los temas de Infraestructura en la página de FIIC

El primero de los objetivos, que – de alguna manera- enmarca a todos los demás fue cumplido y fructificó en la:


Declaración conjunta de principios en relación con la infraestructura

“Con la intención de fijar la posición institucional de la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción –FIIC- y la de sus Miembros- las Cámaras de la Construcción de 18 países de América Latina y el Caribe-, en cuanto a la Infraestructura física y social de la región, el Consejo Directivo de la Institución y la Comisión de Infraestructura han trabajado, a lo largo del último año, y han decidido expresar las pautas básicas de lo que entienden deben ser los Principios que guíen la acción de FIIC respecto a la Infraestructura.

Este documento pretende actualizar y revitalizar la “Declaración Conjunta de las Américas” firmada por FIIC, y representantes de Canadá y Estados Unidos en Octubre de 1998 y la “Declaración Conjunta en materia de Infraestructura” emitida por FIIC, luego del Congreso de Cartagena, en noviembre de 2006, cuya vigencia y validez se ratifican y que, por tanto, se incorporan a la presente declaración.

Los principios que guían la acción de FIIC respecto a la Infraestructura incluyen estos conceptos:

La infraestructura física y social es una inversión y no un gasto, ya que,  planificada de modo que responda a los requerimientos del país y adecuadamente ejecutada, genera mayor productividad del país, mejoras en el bienestar de la gente, actividad y empleo durante su construcción, brindando beneficios sociales y económicos que exceden largamente a los costos.

Este concepto debe ser claramente expresado en las Cuentas Nacionales de cada país, imputando las erogaciones destinadas a Inversión, es decir a stock de capital, como inversión y no como gasto, lo que hará más real el análisis de los que serían los verdaderos balances de cada país y más adecuada su calificación crediticia

Solo una inversión continuada en infraestructura en niveles del orden del 5 al 7 % del PBI, han permitido crecer a los países que se desarrollaron significativamente en las últimas décadas

En épocas de crisis o retracción económica, la inversión en construcciones es la mejor herramienta contracíclica por su amplio efecto multiplicador sobre otras ramas de actividad, su fuerte efecto sobre el empleo, aun el no calificado. Los efectos de cada centavo invertido en construcción duplican o triplican los efectos sobre el crecimiento del país de cada centavo invertido en otras formas de estímulo, como la reducción de impuestos al trabajo o los subsidios generalizados o focalizados.

La inversión en infraestructura, por los montos y plazos en juego y por la complejidad de los proyectos, puede y debe ser potenciada mediante la acción concertada y colaborativa entre Gobiernos, sector privado y organismos multilaterales de crédito y entes de apoyo al desarrollo.

La inversión en Infraestructura es una de las mejores herramientas de acción social. Nadie puede discutir el efecto sobre la salud de las obras de saneamiento y provisión de agua. Las obras de transporte, turismo y energía permiten mejorar la productividad de regiones que no lo eran, generando trabajo y actividad. Estos generarán los recursos para mejorar la infraestructura de educación, salud, y seguridad en un circulo virtuoso que se realimenta.

El mantenimiento oportuno y adecuado de la Infraestructura existente es una obligación de las autoridades por los graves efectos económicos y sociales que una omisión prolongada del mantenimiento del capital físico de un país puede provocar, llegando incluso a su deterioro total.

La Inversión en Infraestructura y su mantenimiento debe ser realizada, por los sectores públicos y privados, en un marco de estricto respeto a la institucionalidad, de acuerdo a las normativas y códigos aplicables, y actuando con la mayor transparencia.

En la concreción de los proyectos requeridos, será imprescindible la participación del constructor privado, quien al asumir riesgos, garantiza la  adecuada realización de la obra y la eficiente aplicación de los recursos a ella destinados.

Es objetivo de la Federación que estos Principios sean difundidos a las autoridades gubernamentales, a los organismos de crédito y de apoyo al desarrollo, a la comunidad toda y, en particular, a los actores de los procesos de diseño, construcción, operación y mantenimiento de las infraestructuras, de modo de crear conciencia y consenso sobre la necesidad de promover la inversión pública y privada en Infraestructura física y social, en todos y cada uno de los países de la región”.

Riviera Maya, México, 1º Abril 2011


Por razones de espacio, se continuará analizando la evolución del tema dentro de FIIC en artículo a publicar próximamente

 13 de marzo. Por Ing. Fernando Lago, Coordinador de la Comisión de Infraestructura FIIC

 

Las Comisiones de Trabajo de FIIC

6 de Marzo 2017. Por Lic. Franco Becerra. Basado en entrevista al Ing. Ricardo Platt

Las Comisiones de trabajo de FIIC son el corazón de nuestra organización, en ellas se abordan a detalle por especialistas del área respectiva los temas centrales o de mayor importancia en el diario quehacer del sector de la construcción en los 18 países que integran a la Federación.

Se han ido creando e incrementando su actividad a lo largo del tiempo, siendo la más reciente la de Anticorrupción, establecid apenas en Abril de 2016, por la relevancia que ha tomado el tema en América Latina.

Se indican a continuación en el orden que se crearon, con breve descripción de su objetivo o actividad:

Infraestructura

Analizar, estructurar e investigar la información que permita elaborar documentos, declaraciones y propuestas que sirvan de instrumentos de gestión ante las autoridades nacionales, promoviendo una mejor y mayor inversión en infraestructura, como la base para generar bienestar social y crecimiento económico en los países, además de detectar las tendencias y buenas prácticas mundiales relacionadas con el tema para aprovechar esas experiencias en nuestra región.


Desarrollo Urbano y Vivienda

Crear en FIIC un área de profundización de cara a una problemática común en Latinoamérica: pobreza–déficit habitacional–acceso a vivienda.

Así mismo se avoca a propiciar la divulgación, discusión y transferencia de modelos e instrumentos de política de desarrollo urbano y vivienda.


Construcción Sostenible (CS)

Impulsar la CS en Latinoamérica, mediante un esfuerzo coordinado entre las cámaras, con finalidad de reducir el impacto negativo a nivel ambiental y mejorar las prácticas de la actividad constructiva. Buscar alianzas estratégicas con entidades internacionales para trabajar conjuntamente y aprovechar sus experiencias y recursos


Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

Difundir la RSE, promover que se adopte en cada uno de los países miembros a través de sus respectivos asociados y reconocer a quienes lo hacen. Uno de los medios definidos ha sido la creación y otorgamiento del Premio Latinoamericano de Responsabilidad Empresarial, que se otorga cada dos años.


Anticorrupción

Promover una cultura de ética y transparencia en el sector construcción. Promover y fortalecer el desarrollo de los mecanismos necesarios para prevenir, detectar y sancionar la corrupción. Facilitar la cooperación entre las cámaras miembros de FIIC a fin de compartir mejores prácticas y experiencias en los temas: a) Acceso a la información b) Eliminación de la discrecionalidad, aplicación correcta de los proceso de licitación y ejecución con respeto a las leyes de obra pública.


Como podemos apreciar, estos temas están alineados con las mega-tendencias del sector de la construcción a nivel mundial. Otra gran tendencia es la innovación, tema que por su naturaleza no maneja FIIC como Comisión sino como una estructura propia con un liderazgo y organización especial que desarrolla actividades diversas, es:

INCONET, Red Interamericana de Centros de Innovación en la Construcción

Es una instancia permanente de cara a la innovación en la construcción que busca constantemente mejorar la competitividad de la industria de la construcción a nivel regional y local mediante la innovación y tecnología. Es el brazo tecnológico de FIIC y se encarga de difundir y promover los avances en el tema. También coordina la colaboración entre las entidades interamericanas dedicadas a la i+I+D y Transferencia Tecnológica en el sector de la construcción.


Operación de las Comisiones

Las comisiones desarrollan su trabajo en un ambiente en que sus integrantes están diseminados por toda Iberoamérica, lo que presenta retos especiales.

Es importante entender que el Consejo Directivo de FIIC integrado por los Presidentes y dos Consejeros más de cada una de las 19 cámaras de FIIC se reúne presencialmente solo cada seis meses.

Sesión del Consejo Directivo FIIC

Para optimizar dichas reuniones presenciales se ha adoptado un esquema de dos días de trabajo, en el que el primer día se realizan reuniones consecutivas de cada Comisión e INCONET con participación del Consejo, en el que se reportan los avances de los seis meses transcurridos y se discuten temas seleccionados al efecto que se enriquecen con las aportaciones de todos los presentes, no solo de los integrantes de la Comisión correspondiente. El segundo día sesiona el Consejo propiamente dicho, al que pueden someterse a aprobación algunas iniciativas de las Comisiones si fuera necesario, pero ya la temática correspondiente se vio a detalle el día previo.

Reunión de Comisión Infraestructura, informa su Coordinador

Se explica a continuación brevemente la operación, funcionamiento y toma de decisiones de las comisiones:

Cada Comisión se conforma por algunas cámaras interesadas en el tema. Un representante de la Cámara que fungirá como Coordinadora y dos o más representantes de Cámaras que participaran como Colaboradoras. En ambos casos se integra por un representante del consejo, presidente, consejero o un empresario distinguido y por un operativo responsable (personal institucional u otro) designado por cada cámara que participe en la comisión, con el fin de que se agilice la recopilación de información y distribución de actividades.

Se elabora un plan de trabajo anual o semestral con calendario de implementación, que contiene un objetivo general, alcance y 3 o máximo 5 objetivos específicos mismo que se envía al Comité Ejecutivo FIIC para su análisis, y luego presenta en la reunión del Consejo Directivo para sus comentarios y enriquecimiento.

El Coordinador (a) de cada Comisión da seguimiento de manera continua a los temas vía correo electrónico u otros medios. Calendariza una reunión de trabajo con sus integrantes al menos una vez entre cada Consejo Directivo (independiente de la Reunión presencial previa al Consejo Directivo). Esta reunión podrá ser presencial, virtual o por vía telefónica. Se genera una constancia de su realización y acuerdos que permitan dar seguimiento a los temas indicados en el Plan de Trabajo.

Reunión de Comisión Desarrollo Urbano y Vivienda, informa su Coordinadora

Cada Comisión elabora un informe, con el avance de los temas analizados, conclusiones y/o recomendaciones. Así mismo expone propuestas sobre temas que puedan captar la atención de grupos de interés.

El Consejo Directivo, de considerarlo oportuno, selecciona un informe o temas tratados por las Comisiones para darle una difusión adicional, organizando una conferencia de prensa y/o entregando el documento a una entidad representativa que le dé mayor visibilidad al trabajo.

En siguientes colaboraciones que publicaremos aproximadamente cada cinco semanas, cada Comisión abordará en esta sección los temas que estime pertinentes.

Por Lic. Franco Becerra, Coordinador de Comunicación FIIC. Basado en entrevista al Ing. Ricardo Platt, Presiente FIIC

 

La innovación y la tecnología: su impacto en la construcción

27 de febrero 2017. Ing. Ricardo Platt. Presidente de FIIC

La innovación y la tecnología modifican la forma de vivir y trabajar de la población mundial.

Lo confirma la acelerada evolución de las computadoras, como el uso de dispositivos móviles de potente capacidad, que nos han impactado de manera impensable hasta hace dos décadas.

El teléfono inteligente es un factor dinámico del  trabajo y de nuestro permanente contacto personal.  Ha eliminado las barreras espaciales y sociales, generando un gran impacto en nuestras vidas, así como de las naciones que han visto revoluciones provocados por las redes sociales, como lo vimos en  La primavera árabe. (2010- 2013)

Y así como los gobiernos pueden ser derrocados por los efectos de innovación tecnológica, las empresas pueden crearse, evolucionar o desaparecer. El ejemplo más ilustrativo y conocido es el de Uber, que se creó gracias a la nueva tecnología y  se convirtió rápidamente en el mayor servicio mundial de transporte de personas en vehículos individuales,  orillando a los taxis tradicionales a actualizarse o caer en la obsolescencia.

 El caso de la industria de la construcción

Por su naturaleza, la construcción ―diseño, ejecución y supervisión― es una industria mundial  donde generalmente se registra un menor nivel de innovación o aprovechamiento de la tecnología que en otros sectores productivos.

Y debemos entenderlo: lo importante es la innovación como medio para mejorar las cosas, lo que se facilita con una nueva tecnología, aunque ello no sea una condición indispensable.

A pesar de que nuestro sector – en ese aspecto- no es de los más dinámicos, la innovación avanza.

Cito algunos ejemplos:

    • Los dispositivos móviles, teléfonos  y sus aplicaciones impactan la construcción de obras a nivel latinoamericano. Su facilidad para comunicarse, transmitir fotografías, videos e información geo-referenciada de forma fácil, instantánea y con costo marginal, ha revolucionado los procesos.
    • A nivel mundial, se están usando cada vez más los drones para planear y coordinar el uso de maquinaria pesada, equipada con dispositivos de geo-localización que ayudan a la planeación, control y eficacia de las obras.
    • Las impresoras 3D empiezan a impactar a la construcción, en gran medida a nivel experimental.
    • Scanners láser que permiten levantamientos 3D muy precisos, rápidos y de bajo costo.
    • La supervisión y control de obras se han transformado por la tecnología, permitiendo la gestión y la toma de decisiones oportunas con sistemas basados en información ejecutiva que se mantienen vía internet en bases de datos remotas ―La nube― y permiten manejar cientos de obras si se requiere, generando información agregada y resumida, o tan detallada como se desee.
    • Técnicas de manufactura modernas como Lean Manufacturing se aplican en la construcción mediante Lean Construction, buscado la eficiencia y excelencia objetivo de este enfoque en los procesos.
INCONET

La economía y los mercados globales evolucionan de manera vertiginosa y los países que no estén preparados e innoven sus procesos y gestión, se rezagarán cada vez más frente a los países más desarrollados. Por ello y ante la necesidad de avanzar en ese rubro en el sector de la construcción, la FIIC estableció en 2010 INCONET (Red Latinoamericana de Centros de Innovación Tecnológica). INCONET busca constantemente mejorar la competitividad de la industria de la construcción a nivel regional y local mediante la innovación y la tecnología. Es el brazo tecnológico de la FIIC y su función es la de difundir y promover los avances en el tema. Trabaja diligentemente dando a conocer los avances en la materia, así como casos de éxito y buenas prácticas, apoyando a sus cámaras afiliadas en los esfuerzos por lograrla,

       BIM, tecnología de alto impacto mundial y regional.

Una de las tecnologías que más ha impactado a nivel mundial en años recientes en la construcción es BIM (Building Information Modeling), que permite el diseño, construcción y operación de edificación o infraestructura de manera mucho más eficiente, rápida y con un menor costo. Se basa en el establecimiento de un modelo matemático computarizado detallado de la obra a construir, incluyendo sus dimensiones físicas (3) más tiempo y costo (5 ó más dimensiones). A mayor complejidad de la obra, mayor es la ventaja de usar BIM, que requiere de computadoras y software especializado, así como entrenamiento. Destaca por su importancia como ejemplo en la región el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, obra de $10,000 USD millones, actualmente en construcción (Diseño del Arq. Norman Foster), obra magna en donde el uso de BIM es obligatorio en todo el proceso.

El gobierno de Chile inició ya un procedimiento que llevará gradualmente al uso obligatorio de BIM en todas las obras públicas. El avance del tema es impresionante, aún a nivel regional.

BIM se califica como un avance en la construcción equivalente al que se dio al pasar de los planos dibujados manualmente a los concebidos, dibujados e impresos mediante computadoras (Autocad, etc.) Por sus beneficios probados, varios países del mundo lo han adoptado como obligatorio para la realización de todas sus obras públicas, siendo el Reino Unido uno de los más avanzados en la materia. En varios países de Latinoamérica los dueños de obra privada están pidiendo ya su uso o bien lo ofrecen las diseñadoras o constructoras a sus clientes como una ventaja competitiva. También diversas dependencias asociadas a obra pública lo solicitan.

        Conclusiones y recomendación:
  • La innovación y tecnología cambian vertiginosamente nuestra forma de vivir y trabajar en todos los ámbitos.
  • Aunque la construcción por su naturaleza no es de las industrias que adoptan con rapidez el cambio, es indudable que, efectivamente, hay cambios sustantivos derivados de la tecnología e innovación, que buscan incrementar la productividad y lograr un producto final de mejor calidad, con menor costo y en menor tiempo.
  • Las cámaras de construcción a nivel nacional y sus organizaciones cúpula a nivel latinoamericano entienden la necesidad de innovar y mejorar, para beneficio de sus afiliados y la sociedad en general, realizando tareas para apoyar a sus miembros en ese esfuerzo.

Los invitamos a ser conscientes de la necesidad de innovar y actualizarse, de lo contrario pueden quedarse rezagados y las empresas ver amenazada su relevancia o incluso su existencia.

NdeR: Resumen de colaboración preparada por el Ing Ricardo Platt para la Federación Ecuatoriana de la Construcción.

La Sustentabilidad Como Negocio

20 de Febrero 2017. Ing. José Carlos Martins, Presidente de la Cámara Brasileña de la Industria de Construcción (CBIC) y Coordinador de la  de la Comisión de Construcción Sostenible de FIIC.

En 2016 se realizaron dos publicaciones inéditas por la Cámara Brasileña de la Industria de la Construcción (CBIC): “Gestión Eficiente del Agua” y “Energías Renovables” relacionadas con el nuevo escenario mundial de negocios orientados a la sustentabilidad.

Presentación de las publicaciones: -Nilson Sarti, Presidente de la Comisión del Medio Ambiente de la CBIC, José Carlos Martins, Presidente de la CBIC, Sônia Bridi, periodista experta en Medio Ambiente y Sustentabilidad; Osvaldo Soliano ,consultor de la CBIC en el área de Energía, y Orestes Gonçalves, consultor de la CBIC en el área de Recursos Hídricos.

Gestión Eficiente del Agua aborda el tema del uso eficiente del agua en edificios residenciales, utilizando solamente la cantidad de agua necesaria para la operación de determinada actividad o equipo, sin que haya desperdicio y sin comprometer la calidad y garantizando la salud de los usuarios.

Energías Renovables expone los beneficios del uso de la energía solar fotovoltaica para el sector de la Industria de la Construcción: presentando viabilidades, tarifas y financiamientos, además de exponer las relaciones entre la energía fotovoltaica y la calefacción solar, micro y mini generación de energía y sus respectivos usos en condominios verticales y horizontales, además de exponer su viabilidad económica.

Metas para Brasil en el Acuerdo de París – COP 21

Las metas establecidas para Brasil en el Acuerdo de París – COP 21 que se refieren a:

  • Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en 37% abajo de los niveles de 2005, para 2025;
  • Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en 43% abajo de los niveles de 2005, para 2030,
  • Alcanzar una participación estimada de 45% de energías renovables en la composición de la matriz energética,

confirman que nuevas oportunidades de alianzas e iniciativas están surgiendo, y la opción más conveniente es que la sostenibilidad sea incorporada al plan de negocios de las empresas.

EL ACUERDO DE PARÍS – COP 21 

Para ser viable la transición para una economía de bajo carbono, de acuerdo a lo establecido en París, los países desarrollados van a contribuir con 100 mil millones de dólares a partir de 2020, con este apoyo extraordinario se visualiza el aumento exponencial de fondos de inversiones destinados a fomentar investigaciones en energías limpias.

Promover estímulos a la eficiencia energética, eliminar los combustibles fósiles, y establecer políticas de largo plazo en el uso de energías solares y eólicas, así como desarrollar acciones para alentar el uso de energía renovable en programas de vivienda de interés social principalmente, refleja la importancia de la planificación y la resiliencia urbana.

Estos son factores primordiales para el cumplimiento del acuerdo global que busca combatir los efectos de los cambios climáticos y reducir las nocivas emisiones de gases del efecto invernadero.

Nuestro sector se movilizó y creó una alianza para combatir el cambio climático, compuesta inicialmente por 20 países – Brasil es miembro de ella – con países como Estados Unidos, Francia, Marruecos, Suecia, Canadá, Austria, Alemania y México, entre otros, contando con el apoyo de importantes corporaciones además de la sociedad civil.

Entre los objetivos de la Alianza está el minimizar la demanda de energía, convertir la cadena de valor de la construcción más sostenible, integrar las energías renovables a través de la energía de los municipios, implementar proyectos de construcción integrada y planificación urbana, e involucrar a instituciones financieras, así como buscar una mayor resiliencia en las ciudades e infraestructuras del futuro.

Este escenario permite visualizar perspectivas de un nuevo mercado para el sector de la Industria de la Construcción, contemplando la participación de parques eólicos y solares en la matriz energética mundial, lo que representa apenas 0,5%.

CBIC coordina la Comisión de Construcción Sostenible de FIIC

La CBIC  coordina la Comisión de Construcción Sostenible de la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción (FIIC), que entre otras acciones fomenta la difusión y promoción de las siguientes plataformas apoyadas por el Banco Mundial, que incentivan directrices relacionadas con la construcción sustentable:

KPESIC

Knowledge Platform on Environmentally Sustainable Infrastructure Construction in Latin America and the Caribbean Region – KPESIC, (Plataforma de Conocimiento sobre Construcción Ambientalmente Sostenible de Infraestructura) que establece redes y grupos de intercambio entre expertos, actores públicos y privados, para difundir los conocimientos necesarios y propiciar un necesario intercambio de información, además de crear contactos y establecer estrategias de negocio más eficientes entre los usuarios, facilitando el desarrollo de proyectos en sustentabilidad en el área de infraestructura.

Se centra en los sectores de infraestructuras de transporte, energía y agua y saneamiento; y se ocupa tanto de la fase de construcción del proyecto, como de las fases de planificación, diseño y operación y mantenimiento. FIIC realizó esta alianza considerando era versátil, de gran utilidad para llenar una necesidad importante siendo una de las pocas herramientas de este nivel que enfocan la sustentabilidad de la infraestructura, pues hay varias otras enfocadas a la edificación.

EDGE

Excellence in Design for Greater Efficiencies – conocido por las siglas EDGE– que es una certificación que reconoce a quienes implementan estrategias para reducir el uso de energía y agua en sus edificaciones, así como la energía utilizada en los materiales. Es un nuevo sistema creado para mercados emergentes, que suministra a los clientes soluciones técnicas para el uso de prácticas sustentables y capta los costos de capital y las economías operativas proyectadas, con la finalidad de demostrar el business case de la construcción sustentable. Desarrollada y operada por la Corporación Financiera Internacional (CFI, IFC), del Grupo Banco Mundial.

Para obtener el certificado EDGE, las empresas necesitan utilizar el software EDGE para confirmar que su proyecto reducirá el consumo de energía, agua y la energía incorporada en los materiales de construcción en por lo menos 20 por ciento en comparación a un edificio convencional. Aunque los principios que sustentan el EDGE sean financieros, los resultados son ambientales: el EDGE ayuda a mitigar el cambio climático por el compromiso al desarrollo basado en eficiencia de recursos.

Integrando acciones PARA los objetivos globales del desarrollo sostenible

A través de estas iniciativas y junto al Banco Mundial – Corporación Financiera Internacional, FIIC y el sector presentan un novedoso nivel en la construcción con las alianzas estratégicas, integrando acciones y proporcionando un ambiente favorable a la promoción de la sustentabilidad en diversos frentes, con alta capacidad de influencia e impacto en la sociedad: infraestructura, implantación urbana; edificaciones; y el uso de los materiales de construcción y energía, en todas las etapas de la construcción: planificación, ejecución y después de la obra.

Considerando el nuevo ambiente de negocios que está siendo diseñado, el sector de la construcción tiene un papel fundamental para la realización de los objetivos globales del desarrollo sostenible, una noble iniciativa de la Organización de Naciones Unidas, enfocada al bienestar del ser humano.

20 de Febrero 2017. Ing. José Carlos Martins, Presidente de la Cámara Brasileña de la Industria de Construcción (CBIC) y Coordinador de la  de la Comisión de Construcción Sostenible de FIIC

El Reto de Enfrentar la Corrupción

6 de febrero 2018. José R. González-Campo. Coordinador Comisión Anticorrupción FIIC. Presidente Cámara Guatemalteca de la Construcción.

Mucho se ha hablado en los últimos meses sobre el tema de corrupción. Para muchos de nuestros países, se trata de una realidad vergonzosa que está teniendo un costo enorme, tanto moral como económica, y que se traduce en la pérdida de credibilidad en las instituciones y finalmente en menores oportunidades de una mejor vida para las personas.  Según datos de la revista Forbes, los países corruptos presentan una inversión 5% menor, en comparación con otras naciones mejor calificadas, y le restan a sus economías un crecimiento de entre 2 y 9% de su Producto Interno Bruto (PIB).

Según Transparencia Internacional, la corrupción es el abuso del poder público para beneficio privado. Otras entidades la definen como el abuso de una función pública o privada para una ganancia personal, e incluye actos como el soborno a un funcionario, el enriquecimiento ilícito a través de la adjudicación de fondos públicos para el enriquecimiento personal, o el tráfico de influencias.   Sin duda alguna la gestión gubernamental es la principal fuente de oportunidades para comportamientos corruptos, pero me parece que  ésta segunda definición, también permite reconocer que en el sector privado, en menor medida, también enfrentamos prácticas corruptas que tenemos que enfrentar.

La corrupción no es exclusiva a un solo sector, se da en todos los ámbitos.  Sin embargo, está claro también, que el sector construcción es una de los más vulnerables.

Desde los procesos  requeridos para poder iniciar y ejecutar una obra, hasta las contrataciones de grandes proyectos de infraestructura, nuestra actividad está sujeta a un sinnúmero de oportunidades de discrecionalidad, abuso de poder,  manejo y disposición de especificaciones y fondos que son el campo fértil para el corrupto

La responsabilidad de prevenir y combatir la corrupción debe ser compartida por todos los actores que participan en la actividad constructiva.

Cada quien, en su ámbito, debe asumir su propia responsabilidad  para crear un frente efectivo y coordinado. Sin duda, al Estado hay que exigirle un comportamiento ejemplar  y debe ser referente de transparencia y de la implementación inmediata de protocolos y medidas anticorrupción.  Pero: ¿ cuál debe ser nuestro papel gremial en este proceso?

En primer lugar debemos considerar que antes de ser empresarios y directivos gremiales, somos ciudadanos de cada uno de nuestros países y tenemos una responsabilidad cívica, profesional y de ética personal con nuestro país que no podemos obviar.

Como personas y ciudadanos tenemos una responsabilidad de actuar.

En segundo término,  como asociaciones gremiales debemos tener también una posición muy clara ante señalamientos de corrupción,  quien haya faltado a la ley y a sus obligaciones, debe enfrentar las consecuencias de sus decisiones. La lucha contra la corrupción y por la transparencia es una responsabilidad cívica del sector privado, pero además debe ser parte fundamental de la defensa de la actividad empresarial honesta que cumple cabalmente con sus obligaciones.

La lucha contra la corrupción debe ser parte de nuestra gestión gremial y una obligación frente a nuestros asociados.

No hay métodos únicos ni sencillos para combatir la corrupción,  este debe ser un proceso de largo plazo de un cambio cultural profundo.  La Federación Interamericana de la Industria de la Construcción (FIIC) está comprometida en ese esfuerzo y para ello cuenta con una Comisión Anticorrupción que coordine y apoye los esfuerzos de todos sus asociados y de forma conjunta

José R. González-Campo. Coordinador Comisión Anticorrupción FIIC. Presidente Cámara Guatemalteca de la Construcción.