Categoría: Opinión

EL ROL QUE DEBE DESEMPEÑAR LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN

Por: Arq. Giuseppe Angelucci, presidente de CASALCO

Amigos empresarios agremiados a la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción (FIIC). Es un gusto saludarles y enviarles mis sinceros deseos de que todo lo que emprendan sea próspero y que beneficie positivamente a cada uno de sus países.

Cada vez, es más evidente el deterioro que sufre nuestro planeta a raíz de las acciones imprudentes que cometemos como seres humanos. Alrededor de todo el mundo ocurren fenómenos naturales como resultado de los abusos que por largos años hemos cometido. Sin embargo, aún hay esperanzas, podemos hacer algo al respecto, aún podemos heredar un mejor planeta a nuestras generaciones.

Como empresarios de la construcción tenemos un importante papel en defensa del medio ambiente. Además de propiciar el desarrollo económico y social de nuestros países, a través de la construcción de infraestructura que conecte oportunidades. También debemos ser más conscientes de la situación medioambiental y, por lo tanto, diseñar y construir sosteniblemente.

Hemos comenzado y avanzado en este camino y aunque la contribución es pequeña comparada a los efectos del cambio climático, no debemos desfallecer, por el contrario, debemos trabajar con mayor intensidad para lograr nuestros objetivos.

Sé que todos los días se suman empresas que impactan positivamente su entorno, generando oportunidades de empleo, proyectos de educación, apostándole a la salud de las comunidades. Hay otros, que reutilizan materiales y recursos con el objetivo de ahorrar significativamente el uso de agua potable y energía eléctrica.

Es importante que esta concientización y buenas prácticas se generalicen y que este comportamiento sea estandarizado en todas las empresas de construcción, pues es también muestra de la ética y transparencia que debe regirnos.

El reto del desarrollo sostenible en El Salvador

Es necesario que en el camino, tratemos de informar a la población, pues erróneamente se ha considerado que los proyectos de construcción destruyen los recursos naturales, que la tala de árboles es desmedida y que la impermeabilización de la tierra alcanza niveles muy altos. Cuando por el contrario, somos muchas las empresas constructoras las que nos esforzamos por cosechar el agua para inyectarla a la tierra, fomentando la permeabilidad del suelo y reforestando, especialmente vegetación autóctona que ha sido descuidada.

Una empresa que se dedica a la producción de pinturas es un claro ejemplo de empresa comprometida, pues impulsa un proyecto en el que innovan reciclando aguas, las recolectan y extraen de los mantos acuíferos, para luego reinyectarlas al subsuelo, generando impacto positivo al medioambiente. Al mismo tiempo, la compañía contribuye a la protección del medio ambiente creando productos eco-amigables de bajos Compuestos Orgánicos Volatiles (VOC), diseñando procesos productivos orientados a minimizar las emisiones y desarrollando programas para el manejo de residuos de fábrica.

Otra empresa desarrolladora inmobiliaria, y agremiada nuestra, es otro ejemplo de un profundo compromiso por romper los paradigmas establecidos y trascender en la práctica de la sostenibilidad dentro de la industria de la construcción, ya que ha diseñado todos los componentes de su proyecto de tal forma que sean eficientes energética e hídricamente.

Por ejemplo, ha construido un centro logístico que tiene como punto de partida tres lagunas de retención de agua, recurso que reutilizan no solo para riego, sino para abastecer el sistema contra incendios. Una planta de tratamiento y también el distrito frío, es decir, para alimentar los aires acondicionados de todo el proyecto, que dicho sea de paso contempla edificios corporativos, comerciales, centro educativo, área deportiva y otros, que están en franco contacto con la naturaleza.  Esta empresa ha diseñado todos los componentes de su proyecto cumpliendo los requisitos de certificaciones internacionales.

Proyecto que cumple los requisitos de certificaciones internacionales.
Centro logístico con tres lagunas de retención de agua

Considero que para que estas iniciativas se repliquen tenemos la responsabilidad de darlas a conocer. Debemos difundir los datos objetivos, las cifras que nos respaldan, así como también debemos tratar de encaminar a aquellos que aún no se suman.

Nuestra gremial, por ejemplo, reconoce anualmente a las empresas distinguidas por las buenas prácticas de RSE. Muchas de éstas enfocadas en proyectos sostenibles y sustentables. Muy satisfactoriamente hemos visto cómo en los últimos años la participación ha incrementado y esperamos trascender aún más en ambos sentidos.

Por otro lado, estamos convencidos que a través de las capacitaciones que ofrecemos también incentivamos a las empresas agremiadas a utilizar materiales amigables con el medio ambiente, a hacer uso de tecnologías limpias y garantizarle al usuario experiencias más integrales, exponiéndolos a un entorno natural.

Además, como empresarios no debemos sumarnos a la búsqueda de la construcción sostenible y sustentable solo porque es una tendencia. Si no más bien, porque queremos un cambio profundo, porque entendemos las necesidades de nuestros clientes y tenemos el compromiso de suplirlas; pero, sobre todo, porque de esa forma contribuimos a mejorar la calidad de vida de nuestros habitantes.

Sin embargo, es importante destacar que la sostenibilidad y la sustentabilidad también es beneficiosa para nuestras empresas. Pues al eficientizar los recursos generamos un importante ahorro en las finanzas de la compañía. A la larga, la inversión inicial nos retorna con creces.

Quiero finalizar este mensaje agradeciendo y felicitando a nuestros agremiados a CASALCO por ser parte del esfuerzo. Como gremial estamos a la disposición como aliados y socios estratégicos de todas aquellas entidades que persiguen el mismo objetivo.

Como miembros de El Salvador Green Building Council (ESGBC) estamos en constante procesos de aprendizaje, de experiencias enriquecedoras y que nos alientan a continuar en la búsqueda de la sostenibilidad.

Finalmente, invito a todos los miembros de la Comisión de Construcción Sostenible de esta organización a que nos encaucemos y que impulsemos iniciativas regionales que nos permita aportar significativamente al bienestar de nuestros países.