Categoría: Sin Categoria

Actualidad y futuro del BIM

Hasta hace no mucho veíamos la transformación digital como algo del futuro. Como algo necesario “cuando sea obligatorio”, o “cuando todos lo hagan”. La pandemia aceleró este proceso.

En muchos ámbitos (tanto educativos como laborales) las herramientas colaborativas como Miró, Trello, Samepage y Slack se convirtieron en indispensables de un día para el otro. Sus usos se multiplican y, en medio de tanto homeoffice han permitido agilizar procesos que, hasta ahora, eran eminentemente presenciales en las oficinas u obras.

En este escenario, totalmente imprevisto, cabe preguntarnos qué está sucediendo con BIM, ¿qué es lo que hará que sea indispensable? ¿está pasando o aún no llegó?

La necesidad de la industria, y queda demostrado en un sinnúmero de papers e investigaciones internacionales, es mejorar su productividad. Son enormes las brechas por donde se desperdician recursos (materiales, económicos, de gestión) y vemos cómo otras tantas industrias han ido incrementando su productividad mientras la construcción pareciera estancada. Una clave de análisis de este fenómeno podría ser la escasa adopción de tecnología en la industria.

Claramente, si nos permitimos comparar una obra en 2020 respecto de una obra de 1950, veremos algunas diferencias en tecnología. Sin embargo, nos estamos refiriendo a que la construcción continúa mostrando bajos niveles de incorporación de tecnología a los procesos de gestión.

Así pues, conviene volver a mencionar la clásica diferenciación entre “innovación de producto” (hacer cosas distintas) e “innovación de proceso” (hacer las cosas de modo distinto). Aquí, en esta innovación de proceso surge la potencialidad del BIM.

En esta línea, encontramos necesario ser más eficientes con los costos, desarrollar competencias digitales en los actores de la industria, identificar los nuevos jugadores del sector… en fin, estas demandas más complejas son los pivots sobre los cuales pensar la “nueva normalidad” de la construcción y del BIM.

Hace más de 10 años que la industria ha escuchado hablar de Building Information Modeling, pero lamentablemente, la adopción no ha sido masiva ni rápida. Sin embargo, podemos avizorar que este panorama comienza a cambiar. Son mayoría los gobiernos nacionales de toda Latinoamérica los que inician planes de implementación para las obras públicas. El impulso que las Cámaras de nuestra Federación están encabezando en sus países va dando sus frutos.

Uno de los “aceleradores” de este cambio han sido los “BIM FORUMs” de cada país, que agrupan a especialistas, constructores, implementadores, “early adopters” de BIM. Con no pocas dificultades, pero con un ritmo cierto, han promovido la generación de contenidos, guías, relevamientos locales, pautas de trabajo y, sobre todo, una enorme actividad vinculada a la difusión de los beneficios y oportunidades de BIM en la industria.

Así fue como nuestra Federación promovió la creación del Grupo de Trabajo BIM dentro de INCONET que hoy es conocido como “BIM FORUM LATAM” y agrupa a unos 14 países que ya han creado, o están en vías de crear, sus respectivos foros de trabajo. En este grupo el trabajo más importante para mencionar es haber llevado adelante el primer relevamiento continental sobre adopción de esta metodología, que verá la luz siendo publicado en las próximas semanas.

El trabajo que queda por hacer aún es enorme. BIM no es el objetivo, sino el medio. Nuestra mirada está puesta en transformar la industria, mejorar su productividad, mediante la adopción de las mejores prácticas tecnológicas disponibles. Será necesario, pues enlazar BIM con estas inquietudes para pensar y construir el futuro del propio BIM.

Director Escuela de Gestión de la Construcción – CAMARCO – Argentina.

CONSTRUCCIÓN, CORRUPCIÓN Y COVID-19: CÓCTEL MORTAL

Columna de Opinión: Roberto Hernández García.

Asesor y miembro de la Comisión Anticorrupción de FIIC

¿Sabías que la constructora Odebrecht fue multada por la justicia estadounidense con USD2600 millones de dólares por los sobornos en que incurrió? Para muchas constructoras, esta cantidad monumental, nunca será vista durante su actividad económica.

El caso Odebrecht se ha venido develando durante los últimos años y parecía que había dejado grandes enseñanzas para la industria. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 ha traído difíciles circunstancias para el sector de la construcción como consecuencia de la suspensión de dicha industria en diferentes latitudes, sumado a la ya grave condición financiera que diversos países venían arrastrando desde antes de la aparición del nuevo coronavirus, ha debilitado al sector de la construcción.

Esta complicada mezcla de elementos pone a la construcción en un dilema, pues los actores de la industria pueden generar desesperación por obtener negocios, ante la falta de recursos de los clientes actuales o potenciales derivados de casos como los siguientes:

  • Disminución de proyectos para contratar.
  • Suspensión de proyectos en curso.
  • Terminación anticipada de proyectos existentes.
  • Cancelación de proyectos públicos y privados.
  • No reconocimiento de sobrecostos y extensiones de tiempo.
  • Falta de  pago  derivado de los recortes de las empresas.

Está plenamente demostrado que en momentos críticos algunas empresas de construcción podrían tomar medidas desesperadas para obtener negocios públicos y privados poniendo a las empresas en riesgo de investigaciones por corrupción, actos ilícitos e inclusive lavado de dinero que no tienen reversa.

Ante esto, la Comisión Anticorrupción de la FIIIC, presenta las siguientes recomendaciones MINIMAS para las empresas del sector construcción:

  1. Conocer y profundizar los alcances de la Declaración de Santiago de la FIIC.
  2. Contar con un sistema de integridad, que incluya al menos un código de comportamiento, una línea de denuncias y un sistema de entrenamiento anticorrupción, con miras a fortalecerlo con otros mecanismos complementarios.
  3. Entrenar a la alta dirección, los responsables de ventas, compras  y operaciones sobre elementos que pueden fortalecer la prevención de actos de corrupción y la forma de enfrentar actos ilícitos en caso de surgir.  
  4. Evaluar seriamente las oportunidades de contratación pública y a los clientes públicos, con la intención de conocer sus prácticas, reputación y posibles problemas futuros por la falta de compromiso con la integridad.
  5. Estar informados de las investigaciones de corrupción en el sector, con la idea de prever posibles riesgos.
  6. Adoptar la TOLERANCIA CERO, con el propósito de no incurrir en actos ilegales o de corrupción.
  7. Promover que clientes, socios comerciales, subcontratistas, distribuidores, y otros participantes, asuman compromisos anticorrupción mediante cláusulas anticorrupción.

En este orden de ideas, la Comisión Anticorrupción de FIIC exhorta a todas sus Cámaras afiliadas, para que insistan con los asociados de las referidas organizaciones y concienticen sobre los riesgos de actos de corrupción ante la crisis financiera y sanitaria que vivimos a nivel mundial, pues una vez que se incurre en dichos actos, se convierten no solamente en una afectación irreversible en su reputación, sino también en consecuencias legales y económicas devastadoras para las empresas.

Para profundizar estas materias, próximamente organizaremos, desde la FIIC y la Comisión Anticorrupción, un Webinar que ayude a la gran cadena de valor a identificar los riesgos, prevenirlos y enfrentarlos en aras de asegurar un futuro más seguro para las empresas constructoras.

CONSTRUGUATE REFUERZA SU COMPROMISO EN PREVENCIÓN DEL COVID-19

Cámara Guatemalteca de la Construcción, como representante del sector ha trabajado con el compromiso de cumplir las instrucciones emitidas por el Gobierno de la Republica para contribuir con la sinergia que conlleva la seguridad ocupacional en los ejes de acción de nuestros agremiados.

Manteniendo una postura responsable, priorizando el componente humano ante cualquier riesgo.

Ha generado guías operativas y de prevención para crear un ambiente seguro.

Fijando regulaciones estrictas en materia de salud, higiene, seguridad sanitaria y ocupacional para la prevención y contención de COVID-19.

La propuesta, considera y adapta las recomendaciones del Ministerio de Salud  Pública  y  Asistencia  Social  (MSPAS) a los proyectos de construcción, y a su vez incluye otras consideraciones importantes para reducir el riesgo de contagio en dichos sitios de trabajo, tomando en cuenta que las  obras  de  construcción  implican  una  complejidad  en  su  desarrollo  propia de la naturaleza del sector, la pluralidad  de  actores  que  intervienen en ellas, así como, la diversidad de obligaciones y responsabilidades que poseen una singularidad propia, se requiere un tratamiento  específico  en  la  adopción de las medidas de salud y seguridad ocupacional.

Con la finalidad de aportar al desarrollo de las actividades Cámara Guatemalteca de la Construcción diseñó la guía para que las empresas del sector construcción elaboren, sus propios protocolos que permitan prevenir los contagios en los centros de trabajo.

Dichas guías son fundamentadas en el artículo 17 del Acuerdo Gubernativo 79- 2020 y tiene por objeto orientar a los empleadores sobre la elaboración del Plan de Prevención de riesgos Laborales o de Salud y Seguridad Ocupacional por COVID-19.

Teniendo como propósito la estandarización de las medidas de control de salud y seguridad ocupacional en los proyectos que actualmente tengan licencia de construcción vigente.

Cuenta con:

  • Medidas
  • Estrategias
  • Lineamientos

Proveyendo guías sustantivas para la reactivación de la obra de construcción, acciones previas al  inicio de la jornada laboral, indicaciones durante la jornada operativa de construcción, medidas de aseo de áreas comunes y/o instalaciones provisionales, instrucciones para el fin de la jornada operativa, medidas de higiene del personal.

Considerando la reactivación de las actividades en proyectos de construcción, esta herramienta direcciona acciones para la recolección de información para su uso, análisis y clasificación de vulnerabilidades existentes y posibles, considerando todos los protocolos a seguir en la detección, traslado a centros de salud y su posterior incorporación de casos positivos.

La guía provee de un stock de material visual para su reproducción, diseñado con gráficos informativos y formativos mediados de manera andrológica,  para su fácil interpretación. 

Nuestro compromiso como pilar del desarrollo económico es la atención hacia nuestros trabajadores.

CICA FORTALECE SUS GRUPOS DE TRABAJO DURANTRE LA CRISIS

Noticia original modificada CBIC

Durante la primera semana de agosto, la Junta Directiva de CICA (Confederation of International Contractors’ Association, por sus siglas en inglés) se reunió virtualmente para abordar diversas temáticas relacionadas con la crisis sanitaria mundial y el rumbo de la Confederación a través del funcionamiento de sus diferentes grupos de trabajo y sus planes a futuro.

En ese sentido, CICA ha intensificado su trabajo con el fin de mejorar el entorno empresarial del sector de la construcción en el escenario internacional, actuando como mediador entre los intereses de los contratistas y los organismos reguladores internacionales, siendo una de las vías el fortalecimiento de grupos de trabajo y la creación de nuevos, como es el grupo de salud y seguridad, liderado por Israel.

Frente a la crisis sanitaria, CICA está creando formas eficientes de trabajar con los Bancos Multilaterales de Desarrollo (BMD).  Según el trabajo presentado por Richard Touroude, presidente del grupo de trabajo de BMD, es posible hacer varias predicciones para el futuro post pandémico. “Recomendamos trabajar con el flujo de caja de los contratistas, incluido el acceso a la información a través de software que pueda ser utilizado ampliamente por los BMD, además de intentar generar una maximización del financiamiento para el desarrollo. Se consideró la falta de recursos públicos y es un tema importante a abordar. Seguiremos analizando los COPA (Condiciones de Aplicación Particular del Banco Mundial) y trabajaremos mejor con las cláusulas anticorrupción, ya que estos bancos quieren reciprocidad”, explicó.

En este sentido, el presidente de CICA, Emre Aykar, destacó la importancia del Compliance (buenas prácticas) en las empresas del sector de la construcción. También justificó la necesidad de adoptar el tema debido a la pandemia. “Muchos contratistas se muestran reticentes a invertir en el sector por el retraso y los costes que conlleva, por eso estamos trabajando en ese punto que es aún más necesario tras el coronavirus”, recalcó Aykar.

El presidente de la Cámara Brasilera de la Construcción (CBIC) y vicepresidente senior de CICA, José Carlos Martins, describió el escenario actual en Brasil. “Hubo un dato interesante aquí, el sector creció durante la pandemia. Fue decisivo nuestro trabajo para crear protocolos de prevención del covid-19 en obra y confeccionar un decreto con el gobierno donde la construcción civil se declarará actividad esencial. Otro dato interesante fue el mercado inmobiliario, que el mes de junio tuvo las mejores ventas de los últimos cuatro años”. Además, José Carlos advirtió que, a pesar de los sorprendentes datos, el sector tiene que prepararse para el futuro. “Las ayudas gubernamentales se van a acabar y podrían generar más tarde una resaca en términos económicos”, explicó.

Por su parte, Fernando Lago, como presidente del Grupo de Trabajo de Asociaciones Público Privadas (APP), comentó que “estamos reforzando con los gobiernos y las organizaciones financieras, la importancia de la inversión en construcción a través de APP. Estamos trabajando en todos los escenarios durante la pandemia, para mantener esta importante herramienta de inversión en infraestructura”. Para Fernando Lago, defender el tema de las inversiones en infraestructura es fundamental y para eso es necesario pensar en cómo adaptar las APP para el futuro. “Tenemos que pensar en lo que se hará después de la pandemia. Tenemos que afrontar las consecuencias de esta crisis y mejorar lo que se hará de forma conjunta. Las APP pueden tener un lugar destacado en este escenario futuro”, dijo.

Los impactos económicos generados en el sector por el coronavirus fueron abordados por Roger Fiszelson, asesor de CICA y presidente del Grupo de Trabajo de Financiamiento a largo plazo. “Actualmente tenemos una paradoja, porque por un lado el Banco Mundial no sabe cómo controlar la deuda en el mercado emergente, pero al mismo tiempo es necesario crear un instrumento de financiamiento. También es necesario mejorar la recaudación de impuestos junto con los BMD. Existe una dificultad para aumentar la inversión pública, pero las tasas bajas son un factor positivo para el financiamiento y pueden ayudar a mantener un alto nivel de retorno de las inversiones”.

Según Alex Wagemann, presidente del Grupo de Trabajo Contratos de Construcción, se está llevando a cabo la revisión de los contratos con FIDIC (Federación Internacional de Ingenieros Consultores) para estandarizar un modelo común para todos los países para 2021. “Esta estandarización es importante y necesaria. Por eso se han fortalecido las líneas de comunicación con FIDIC. Contribuiremos a la revisión del Libro Verde y otros libros que versarán sobre APP, contratos colaborativos y energía eólica”.

Respecto al grupo de trabajo Construction 5.0, su presidente, Carlos Bascou, explicó que la idea es mejorar la sostenibilidad en su conjunto. “Necesitamos la estandarización de datos para promover mejor los edificios e innovaciones sostenibles. En el escenario mundial actual, lo relacionado con el capital humano necesita ser reentrenado para activar la percepción de sostenibilidad, que es un cambio de cultura”, destacó.

Según Bascou, CICA pondrá unas pautas con recomendaciones clave para el corto, mediano y largo plazo. “La construcción tarda en cambiar, pero la pandemia está acelerando la digitalización y el fortalecimiento de la infraestructura digital. Estamos promoviendo el uso del Building Information Modeling (BIM) y tenemos que medir estos avances para asegurarnos de que en 2030 estaremos en línea con la agenda de sostenibilidad de Naciones Unidas. Mejorar la productividad debe ser uno de los focos, ya que todavía hay una gran brecha entre lo planeado y lo que sucede, por lo que es necesaria mucha innovación en el sector”, enfatizó.

Finalmente, CICA presentó su nuevo grupo de Trabajo sobre Salud y Seguridad, el cual es liderado por Ziv Lavar, de la Asociación Israelí de Constructores (IBA por sus siglas en inglés).

“La cantidad de muertes en el sector a nivel mundial es preocupante, donde algunos países tienen cifras alarmantes y otros con cifras muy bajas. Necesitamos hacer un contrapunto, por eso queremos aprovechar la experiencia de los países con mejores números para mejorar el modelo de trabajo”.

Lavar también señaló que IBA ha conformado un equipo para abordar el tema y que está programada una reunión para fines de agosto para comenzar a recolectar información relevante para realizar investigaciones en el área de salud y seguridad en el trabajo. “Ya tenemos algunos miembros de organizaciones externas en nuestro equipo, pero los nuevos contactos son bienvenidos para participar. En el sector privado, también estamos recibiendo contribuciones. Tenemos la intención de discutir la salud ocupacional y visitar lugares que ya cuentan con buenos programas. Un buen software también puede contribuir a la seguridad y salud en el trabajo”.

Para concluir la reunión, la Directora General de CICA, Fanny Dastugue, presentó el informe de actividades de CICA desde el 14 de mayo e informó que para septiembre está programado un webinar de CICA en conjunto con el Banco Mundial. “Abordaremos cómo el coronavirus afectó los contratos en el sector de la construcción”. Adicionalmente, Fanny destacó que durante una reunión celebrada en junio con FIDIC se discutieron uno a uno los puntos cruciales para el sector. “Es importante saber qué se ha hecho en otros países. Necesitamos compartir la información en nombre de todos los contratistas. También pedimos más poder de decisión sobre el Libro Verde”, dijo.

www.cica.net

VICEPRESIDENTE DE CAF PARTICIPA EN REUNIÓN CON PRESIDENTES DE CÁMARAS FIIC

En una nueva cita virtual los presidentes de las cámaras de la construcción, miembros de FIIC, conocieron a través del vicepresidente de Conocimiento del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Pablo Sanguinetti, el trabajo que la institución lleva adelante sobre transparencia y gobernanza en los países de América Latina y el Caribe.

En la oportunidad, Sanguinetti explicó que la corrupción en América Latina sigue siendo un problema vigente y, para ello, entregó algunas cifras al respecto: Por ejemplo, un 23% de la población reporta que un funcionario solicitó coima en los últimos 12 meses (encuesta CAF); 10% de ejecutivos y propietarios declaran que las empresas pagan sobornos para ganar contratos. El 51% de la población lo considera el principal problema (encuesta CAF).

Ante esta realidad, el ejecutivo describió cuatro ámbitos de acción que CAF lleva adelante para la generación de una agenda anticorrupción: reglas y control en la función pública; transparencia y control ciudadano; mecanismos de entrada a la burocracia y a la política; gobernanza de la interacción público-privada.

Asimismo, expuso tres claves que permitirán al sector de la construcción e infraestructura avanzar hacia una mayor transparencia y gobernanza. La primera es acerca del fortalecimiento de la institucionalidad contra pago y ofrecimiento de sobornos, diseñando leyes de responsabilidad penal empresarial comprehensiva que penalicen cohechos internos y transfronterizos; así como incentivar programas de cumplimiento de las empresas, con canales internos de denuncia, entre otros.

Una segunda clave, comenta Sanguinetti, es regular otras vías de captura como conflictos de interés, cabildeo y financiamiento político. Para ello, se proponen medidas tales como reforzar obligaciones de declaración de activos de intereses o bien que la regulación del financiamiento político promueva la representatividad y la independencia.

Y la tercera clave, es reforzar el sector, especialmente en el área de infraestructura. Para ello, la institución financiera plantean algunas medidas como es el fortalecimiento de los procesos a lo largo de toda la vida de los proyectos de obra pública; mantener independencia entre tareas de planificación evaluación de proyectos, licitación y adjudicación y fiscalización de contratos; fiscalización de cumplimiento de contrato y avance de proyectos por unidades independientes; así como la creación de cláusulas anticorrupción en los contratos (penas y facilitar traspase de activos).

Por su parte, el presidente de FIIC, Sergio Torretti, comentó la experiencia que se ha tenido en la lucha contra la corrupción y cómo han ido incorporando tecnología a los sistemas de asignación y propuestas, tanto de análisis técnicos como de entrega de dicha asignación digitalmente. La idea, explica Torretti, es tratar de tener la menos injerencia de funcionariospara que sea más transparente. Otra preocupación manifestada por el presidente es la participación de empresas extranjeras en el desarrollo de obras en distintos países en donde las experiencias no han sido buenas.  

En tanto, el secretario general y presidente de la Comisión Anticorrupción, de FIIC, Gustavo Arballo, describió el trabajo que se ha estado realizando junto a CAF y que cuenta con la participación de todas las cámaras integrantes de la FIIC.

Al finalizar la cita, se aprovechó la oportunidad para solicitarle a los presidentes de las cámaras, miembros de FIIC, que apoyen el trabajo proyectado para los próximos dos meses. Todo con la finalidad de evitar la corrupción en los países de Latinoamérica.

Durante la reunión también estuvieron presentes por parte de CAF, Cristián Duane, de la Dirección de Investigación Socioeconómica; Gustavo Fajardo, economista principal de la Dirección de Investigación Socioeconómica y Camilo Setina, ejecutivo principal de la Dirección de Innovación Digital del Estado.

FIIC Y SU ROL COMO FEDERACIÓN INTERAMERICANA

Columna de Opinión deGiuseppe Angelucci, vicepresidente FIIC.

Estimados amigos y colegas latinoamericanos; estamos enfrentando un verdadero ciclón a lo ancho y largo de nuestro continente y no distingue status social, raza o posición geográfica.  Frente a tanta teoría y mucha incertidumbre, vislumbramos con optimismo una cura a finales del 2020 o principios del 2021 que debería reportarnos mayor serenidad.  

En este momento en nuestro continente sostenemos un record negativo logrando posicionar ocho países por cantidad de muertos/millón y 6 países por contagios/millón entre los primeros veinte de la lista mundial.  ¿Desprevenidos, malnutridos o simplemente una pandemia mal manejada en tiempos e identificación de los casos?  

Ante esta nueva situación, el sector de la construcción ha sido uno de los más afectados, y por lo mismo, nuestra Federación de cámaras FIIC, liderada por Sergio Torretti y apoyado por su Comité Ejecutivo, hemos aprendido -en primera instancia- a comunicarnos con mayor frecuencia y a través de las nuevas herramientas tecnológicas a disposición. Ese fue nuestro punto de partida para preparar el camino y poder enfrentar la crisis sanitaria de mejor manera.   

A través de reuniones mensuales, de los diferentes comités y periódicamente de la Junta Directiva en pleno, hemos identificado los espacios para convertir esta crisis en una oportunidad de crecimiento de la industria y, por consiguiente, de toda la economía de LATAM. 

Hoy más que nunca necesitamos de CAMARAS unidas y alineadas hacia un mismo objetivo, apoyándonos mutuamente y generando alianzas regionales para superar este inesperado golpe a la realidad mundial tal cual la habíamos conocido en las últimas décadas.  En el caso de la región centroamericana y del caribe hemos armado un grupo para comunicarnos fácilmente pero también hemos podido compartir un conversatorio con Alberto Undurraga, de FUTURO 3030, sobre los avances de la negociación que como FIIC sostenemos con la banca multilateral, exponiendo con un alto grado de esperanza el impacto que pudiera representar un Nuevo Plan Marshall para nuestra región.  El objetivo será mantener conversatorios o charlas periódicas que nos permitan crecer juntos hacia el futuro, aumentando el sentimiento de la gran familia FIIC que nos caracteriza.

En un ambiente deficitario en infraestructura y con una estrechez fiscal dañada por casos de corrupción, el rol de la banca multilateral y el rol de las APPs, junto a mayores y mejores controles, puede posicionar a la inversión en infraestructura como el vehículo más importante para la recuperación económica. No obstante, debemos apostar sin cometer los errores del pasado.

Si bien nuestra prioridad será la apuesta por la inversión en infraestructura, seguiremos manteniendo nuestro compromiso con la gobernanza, transparencia y sostenibilidad como ejes prioritarios de nuestro desarrollo como industria para poder convertirnos en referentes nacionales e internacionales. En este sentido, se han gestionado acuerdos y reuniones de alto nivel con BID, CAF, CEPAL, OIT, BCIE, además de otras instituciones de la región.

Juntos aumentaremos la capacidad de adaptarnos y de mejorar nuestros procesos y operaciones para que de este momento de incertidumbre y de dolor apostemos por un mundo mejor.

La dinámica al interior de la FIIC se ha fortalecido, conduciéndonos hacia nuevos horizontes y permitiéndonos explorar nuevas perspectivas que nos harán más resilientes, más unidos y, sobre todo, nos dotarán de nuevas destrezas que nos permitirán emerger exitosos en los futuros retos que estaremos enfrentando.

DIOS nos guíe y fortalezca.

OIT Y FIIC FIRMAN ACUERDO DE TRABAJO CONJUNTO PARA FORTALECER A LA INDUSTRIA DE AMÉRICA LATINA

La Oficina Internacional del Trabajo (OIT) y la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción (FIIC) suscribieron un Memorándum de entendimiento con el objetivo de promover y desarrollar proyectos y acciones conjuntas que impulsen el trabajo íntegro y decente en el sector de la construcción e infraestructura en América Latina.

A través de este acuerdo, ambas partes buscarán promover y desarrollar iniciativas conjuntas en este sector en áreas prioritarias como seguridad y salud en el trabajo, formalización laboral, fortalecimiento de organizaciones de empleadores, igualdad de género, capacitación y diálogo social, entre otros.

De acuerdo al último informe Panorama Laboral de América Latina elaborado por la OIT, el sector construcción emplea al 7,1% de la de la población ocupada en la región. La OIT por otra parte ha destacado que el sector desempeñará un papel relevante en la superación de la crisis ocasionada por la COVID-19, pues los proyectos de infraestructura son clave en la generación de nuevos puestos de trabajo.

En materia de Normas Internacionales del Trabajo, el Convenio núm. 167 de la OIT sobre seguridad y salud en la construcción, contiene importantes disposiciones para garantizar la protección de los trabajadores en el lugar de trabajo, un hecho que adquiere una renovada importancia en tiempos de pandemia.

El acuerdo prevé la colaboración en proyectos y/o estudios conjuntos, la cooperación entre OIT y las cámaras de la construcción nacionales, intercambio de información y celebración de reuniones de expertos.

El presidente de FIIC, Sergio Torretti, celebró el acuerdo, ya fortalece el trabajo colaborativo internacional, en el cual ha estado trabajando en el último tiempo la FIIC, pero además abre grandes oportunidades para seguir fortaleciendo a la industria de la construcción en materia laboral.

“Nos sentimos tremendamente orgullosos de este nuevo acuerdo de entendimientos con un organismo tan relevante como la OIT. El aporte que pueda entregar cada uno será siempre beneficioso para los asociados, pero sobre todo para nuestros trabajadores de la construcción. Enfrentar este nuevo futuro de manera colaborativa es la mejor manera de aportar como industria”, señaló Sergio Torretti. 

Este acuerdo de cooperación fue suscrito por el Presidente de la FIIC, Sergio Torretti, y por el Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro.

Memoradum de entendimiento FIIC -OIT

REPRESENTANTE DEL BID PARTICIPA EN REUNIÓN DE PRESIDENTES DE CÁMARAS

El pasado mes de junio, José Agustín Aguerre, gerente del Departamento de Infraestructura y Energía del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentó de manera virtual a los presidentes y representante de las cámaras de la construcción asociados a la FIIC, los planes de recuperación económica del banco para Latinoamérica y el Caribe.

En lo inmediato, José Agustín comentó que la institución financiera lanzó un acuerdo con los gobiernos integrantes del BID para ejecutar un programa de préstamos que se aprobaría en junio.  Dada la urgencia para canalizar los recursos y preparar las operaciones, el BID diseñó prototipos de operaciones para tales efectos.Además, contemplan ejecutar un paquete de cuatro medidas que apunta evitar acrecentar la desigualdad social “que ya venía siendo un drama para la región”, expresados en los estallidos sociales de algunos países previos a la pandemia. 

Según estimaciones del banco, la región decrecerá alrededor de 5% PIB este año. Ante este escenario, Aguerre comentó que la infraestructura tendrá un rol importante en la salida a esta crisis.  “El BID ha transmitido a los gobiernos que la inversión en infraestructura es una buena parte de la solución, al ser un rápido generador de empleo con un efecto multiplicador muy importante, ya que ayuda a mantener los servicios básicos, a las personas conectados y los mercados funcionando, permitiendo disminuir la desigualdad y generación de riqueza para los países que es muy importante”, sostuvo Aguerre.

El representante de FIIC también recordó las brutales brechas de inversión en infraestructura en la región. Por ejemplo, entre el 2008 y 2018 los países de Latinoamérica y el Caribe invirtieron cerca del 2,8% de su producto en infraestructura. Y si se compara con Asia oriental y el Pacífico, su inversión en cercana al 5,5% y en oriente medio y norte de África, esa inversión es de 4, 8%.   

Para José Agustín Aguerre, hoy es momento de audacia y el mensaje a los gobiernos por parte del BID es que este es un momento para invertir. “No son años para dar equilibrio de las cuentas públicas por sobre el equilibrio emocional de la población que necesita salir a trabajar”.

Para 2021 el BID agregará dos líneas de trabajo adicionales: Seguridad alimentarias, que estará enfocada en apoyar a los países para que no se corte la cadena de alimentos e infraestructura sostenible.   

Este último, contempla la inyección de recursos en proyectos de rápido desembolso como son las obras de mantenimiento en infraestructura crítica, que generen empleos de manera rápida. Así como permitir mantener a las empresas operadoras funcionando. Como son las empresas sanitarias y eléctricas en las grandes ciudades, pero también en el sector rural.

Igualmente se dispondrán recursos para la preparación de proyectos. Es decir, aquellos proyectos que no pueden ser licitados hoy, pero que, en una segunda etapa, dentro de un año, los gobiernos los tengan listos para ser implementados.

“Vemos muchos países que están en condiciones de poner una agenda más ambiciosa. De integración, de aumento de capacidad en el sistema de transportes, aumento en la capacidad de agua o saneamiento, que también implica Inversión pública. Y como BID también queremos financiar esos proyectos”.

Aguerre manifestó que la institución además contempla avanzar con los gobiernos en una agenda de anticorrupción pro transparencia. “Este sector ha sido muy castigado y las necesidades de respuestas rápidas con los Estados no pueden llevar a que se deje de lado los procesos naturales de la competencia en el mercado, por el mercado y la claridad con que se adjudican esos contratos”, aclaró el ejecutivo.

La digitalización también será parte importante de la agenda para el 2021, así como el rescate de las funciones en planificación, ya que a juicio de Aguerre, en muchos países se ha perdido la capacidad de anticiparse y proyectar. De hecho, muchas veces es el sector privado es el que termina proponiendo una agenda nacional. Por lo mismo, esas unidades de planificación de los gobiernos deben reforzarse.

Concretar un estudio que observe el efecto multiplicador en inversión de infraestructura de los países de la región es otro desafío que tiene en carpeta el Banco, ya que no existe información que refleje realmente el impacto de la infraestructura en Latinoamérica y el Caribe. 

Las cuatro medidas de recuperación económica del banco para Latinoamérica y el Caribe:

  1. Paquete de programas sanitarios: compra de equipamientos, construcción de hospitales, reacondicionamiento o transformación de hospitales, equipamientos de infraestructura, asistencia. Todo para que la salud de los países siga en funcionamiento. 
  2. Ayudar a los gobiernos a los subsidios de forma rápida: Aportando con diseños de prototipos de operaciones
  3. Apoyo presupuestario: Inyectar directamente dinero a los países para que puedan mantener, en épocas de baja recaudación, la prestación de algunos servicios o el funcionamiento elemental del aparato del Estado, o bien inyectar a su economía en pagar seguros de desempleo, entre otros.
  4. Apoyo a las empresas: generalmente canalizado por la Banca Nacional de Desarrollo.  Con apoyo preponderante a las pequeñas y medianas empresas para así mantener funcionando las cadenas de pago.

En definitiva, este año el BID prestará US13 MM para el sector público y US7 MM al privado.

LUIS DADA ES JURAMENTADO COMO PRESIDENTE DE CASALCO

El nuevo presidente es ingeniero civil y cuenta con 32 años de experiencia en el sector de la construcción, participando en los diferentes rubros de la industria. A lo largo de su carrera, se ha caracterizado por el respeto y apertura a las nuevas generaciones de profesionales y a las nuevas tendencias de construcción, especialmente aquellas enfocadas en eficiencia, métodos concernientes a factor costo/tiempo, calidad y seguridad ocupacional.

El Ing Dada fungió como vicepresidente de la gremial y ha participado en varios comités desde el año 2012 que se incorporó a CASALCO. Paralelamente, el ing. Dada es el Director Presidente y Representante Legal de Inversiones Omni S.A. de C.V.  empresa Familiar Fundada el año de 1978. También funge como Director de Duralita de Centro América, y Director Presidente de Inversiones Lujo S.A. de C.V.

“Estamos muy contentos con la elección y juramentación del ing. Dada como nuevo presidente de CASALCO. Estoy seguro que su amplia visión le permitirá dirigir a la gremial a la consecución de nuevos logros. Por otro lado, he puesto a su disposición mi experiencia y aportes para continuar con los esfuerzos concertados al momento”, externó el arquitecto Giuseppe Angelucci, expresidente.

CASALCO es la gremial referente del sector construcción que agremia a empresas dedicadas al desarrollo, construcción y comercialización de proyectos urbanísticos, habitacionales y comerciales; empresas dedicadas a desarrollar proyectos de infraestructura pública, participando en las diversas licitaciones de las instituciones gubernamentales; y empresas productoras y distribuidoras de materiales de construcción. Además, del Comité RSE Construye que vela por la responsabilidad social empresarial y por la construcción sostenible.

CÁMARA PARAGUAYA ELIGE NUEVO VICEPRESIDENTE Y MIEMBROS DE SU CONSEJO DIRECTIVO

En el marco de su Asamblea General Ordinaria, la Cámara Paraguaya de la Industria de la Construcción (Capaco), eligió a su vicepresidente y nuevos miembros del Consejo Directivo para el periodo 2020-2022.  En esta votación, se destaca que de los 110 socios habilitados para votar hubo una alta participación de jóvenes, lo que fue considerado muy positivo por Capaco.

En la oportunidad, se presentó una única lista, del movimiento “Capaco para todos”. De esa manera, fue electo           como vicepresidente el Ing. Oscar Bieber, mientras que los nuevos miembros titulares del Consejo Directivo son:  el Ing. Daniel Díaz de Vivar, Ing. Guillermo Mas Duarte, Ing. Jorge Ozuna y el Ing. Diego Lamar. 

Por otra parte, los miembros suplentes son el Lic. Raúl López y el Ing. Édgar Martínez.

El presidente de la Capaco, el Ing. José Luis Heisecke, celebró la jornada cívica de la Asamblea destacándola como “inolvidable”, sobre todo por la renovación de su directiva directiva. “Me alegra ver cómo los jóvenes ingresan a la actividad gremial de Capaco”, sostuvo el presidente.

Es importante resaltar que, durante la Asamblea, en todo momento se siguieron los protocolos sanitarios dictados por el Ministerio de Salud, teniendo en cuenta aspectos como el uso de tapabocas, el distanciamiento adecuado, representantes autorizados para socios mayores a 65 años, el lavado de manos y toma de temperatura antes del ingreso, entre otras medidas.