Etiqueta: Economia

Mejores Perspectivas Económicas 2017 para Latinoamérica

7 de Agosto 2017. Por: Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC

Tanto la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL, una de las cinco comisiones regionales de la Organización de Naciones Unidas) como el Fondo Monetario Internacional  (FMI) estiman recientemente proyecciones económicas mejores para Latinoamérica en 2017 y 2018, respecto a los años más recientes.

La CEPAL

Por su parte la CEPAL considera en sus más actualizadas proyecciones del crecimiento económico para Latinoamérica y el Caribe que en 2017 el PIB de esta región crecería un 1,1% en promedio, después de dos años consecutivos de contracción económica.

Las economías de Centroamérica y México aún mostrarían un dinamismo notoriamente mayor al de las de América del Sur.

La proyección considera un contexto internacional que, en términos generales, es más favorable que el de los dos últimos años. En particular, la economía mundial muestra un mayor dinamismo y crecería este año a una tasa del 2,7%, tres décimas por encima del crecimiento de 2016, impulsada por un mejor desempeño tanto de las economías desarrolladas como de las economías en desarrollo.

El volumen de comercio mundial está mostrando una mejor dinámica, ya que ha acelerado su tasa de crecimiento respecto de la observada en los últimos años, aunque todavía permanece en niveles bajos; también los precios de los productos básicos han mostrado una recuperación respecto de los niveles promedio observados el año pasado.

Además, los mercados financieros internacionales han mostrado durante la primera mitad de este año niveles bajos de volatilidad, los flujos de capital de cartera hacia las economías emergentes han aumentado y los precios de los activos financieros, en particular en los mercados accionarios, se han fortalecido de forma casi generalizada, apoyados en las mejores perspectivas de crecimiento de la actividad económica para este año.

A pesar de la menor volatilidad financiera, se ha observado un aumento en los indicadores que miden la incertidumbre global respecto de las políticas económicas. Esto último responde principalmente a la percepción de mayores riesgos vinculados con factores geopolíticos, así como riesgos respecto de políticas comerciales tendientes al proteccionismo.

Un hecho distintivo respecto de 2016 es que se espera que este año todos los países de la región presenten tasas positivas de crecimiento, con excepción de la República Bolivariana de Venezuela —cuyo PIB caería un 7,2%— y dos países del Caribe (Santa Lucía y Suriname, cuyo PIB caería un 0,2%)

A continuación una gráfica sencilla que resume las expectativas del crecimiento del PIB regional:

EL FMI

Por su parte el FMI en la actualización realizada el 27 de Julio de las perspectivas de la economía mundial dice que la recuperación se está afianzando.

Indica que el repunte del crecimiento mundial previsto en la proyección respectiva de abril continúa por buen camino, y se proyecta que el producto mundial aumentará 3,5% en 2017 y 3,6% en 2018.

Las proyecciones totales del crecimiento mundial no han cambiado desde abril, pero se integran ahora por contribuciones ligeramente diferentes de las economías nacionales.

En el caso de Estados Unidos, las proyecciones de crecimiento son más bajas que en abril, principalmente porque se presume que la política fiscal será menos expansiva de lo previsto.

Se han revisado al alza el crecimiento de Japón y, en particular, el de la zona del euro, donde una actividad sorpresivamente positiva a fines de 2016 e inicios de 2017 apunta a un fuerte ímpetu.

También se revisaron al alza las proyecciones de crecimiento de China por al vigor del primer trimestre de 2017 y a la expectativa de que continúe el respaldo fiscal.

En las economías avanzadas, la inflación se mantiene moderada y generalmente por debajo de las metas; en varias economías emergentes, como Brasil, India y Rusia, también ha estado retrocediendo.

Sobre Latinoamérica indica que tras contraerse en 2016, la actividad económica de América Latina irá recuperándose poco a poco en 2017–18, de acuerdo con las previsiones, a medida que países como Argentina y Brasil se recuperen de la recesión.  Estima para Latinoamérica crecimiento del 1,0% en 2017 y del 1,9% en 2018.

En comparación con la edición de abril último del informe de perspectiva económica mundial, el crecimiento de Brasil que se pronostica actualmente para 2017 es más elevado, gracias al vigor del primer trimestre, pero la persistente debilidad de la demanda interna y la agudización de la incertidumbre en torno a la situación política y a la política económica se verán reflejadas en una recuperación más moderada y, por ende, en un crecimiento menor en 2018.

El pronóstico de crecimiento de México en 2017 aumentó de 1,7% a 1,9%, empujado por la fortaleza de la actividad en el primer trimestre del año, en tanto que no ha habido cambios en el pronóstico para 2018.

Las revisiones para el resto de Latinoamérica son principalmente a la baja, incluido un nuevo deterioro de las condiciones en Venezuela:

En Resumen

En general las proyecciones de éstos y otros especialistas del ramo consideran que se está consolidando una recuperación económica regional pausada, pero que contrasta con las caídas de diversos grados aunque mayor o menormente sostenidas de años recientes.

Son pues buenas noticias, no para echar campanas al vuelo, pero sí para dar pie a un optimismo moderado y cauteloso, noticias y circunstancias que esperemos continúen fluyendo en esa dirección.

7 de Agosto 2017. Por: Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC

La productividad de la construcción en Uruguay

17 de julio del 2017. Por Sr. José Ignacio Otegui, Presidente de la Cámara de la Construcción del Uruguay.

En línea con el interés del sector empresarial en la productividad y eficiencia de la industria de la construcción, el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CEEIC) en Uruguay elaboró un documento de trabajo con el objetivo de estudiar la productividad en la industria uruguaya de la construcción. El CEEIC analizó la productividad de la industria de la construcción estimando, por un lado, desde el punto de vista macroeconómico, la  productividad aparente de la mano de obra (medida como el cociente entre estimaciones del producto total de la industria y del número de horas totales trabajadas en el sector) y por otro lado, desde el punto de vista microeconómico, midiendo la productividad en la Construcción de Viviendas (a través de la evolución de la cantidad de jornales necesarios para construir un metro cuadrado de obra nueva).

Si bien podrían existir algunas limitaciones en estas estimaciones por la calidad y detalle de las estadísticas sectoriales, estos indicadores son de utilidad para aproximar la relación entre los recursos utilizados en los procesos productivos y el producto obtenido en el sector, incorporando en ambos insumos empleados para el cálculo del indicador a las actividades formales e informales que engloba la industria de la construcción, y para tener una medida de la evolución de la productividad del trabajo en obras de vivienda.

¿Qué reflejan los indicadores de productividad calculados por el CEEIC?

De acuerdo al estudio del CEEIC, el análisis de las obras relevadas con el fin de alcanzar una medida de productividad del trabajo en obras de vivienda, con una determinada tipología, indica que la productividad de la mano de obra en la construcción de viviendas habría caído en torno al 20% en los últimos 5 años con respecto al período 1995-2010, pese a la incorporación de cambios en los procesos productivos y de diversas tecnologías.

En tanto, los resultados de la estimación del CEEIC de la productividad aparente de la industria uruguaya de la construcción están alineados con los resultados del estudio de la productividad de la mano de obra en la construcción de viviendas. En concreto: la productividad aparente de la construcción habría caído desde fines del 90 hasta 2002, año en que se desencadenó una crisis económica en nuestro país.

En relación con lo anterior, si bien la caída en la productividad fue un fenómeno de carácter generalizado, en el caso de la Construcción la baja se dio en mayor escala que en otros sectores de actividad.

Tras la crisis económica del 2002, el indicador percibió una mejora a raíz de la reactivación de la economía. De todas maneras, hay que destacar que el cálculo del CEEIC indica que en la década que va desde 2005 a 2015, la productividad aparente de la construcción se mantuvo relativamente estable, en niveles significativamente inferiores a los de la década del 90.

Este comportamiento no fue parte de una tendencia generalizada dado que la productividad aparente de la economía uruguaya calculada también por el CEEIC habría crecido en forma sostenida en ese mismo período. En resumen:en los últimos 20 años (variación “punta a punta”), la productividad aparente de la mano de obra en la industria de la construcción uruguaya cayó 10% de acuerdo al estudio del CEEIC, mientras que la del total de la economía creció 45%.

Si bien en el cálculo del indicador se considera sólo el factor productivo trabajo, en la interpretación debería tomarse en cuenta que los cambios observados podrían atribuirse no sólo a variaciones en la mano de obra, sino que puede verse alterado por guarismos en otros factores productivos como la inversión en capital físico, la gestión, ya que éstos están contemplados en el producto (output) que se genera con la actividad del sector.

Al poner el foco en la inversión en capital, uno de los factores que podrían explicar la evolución de la productividad aparente, de acuerdo a información publicada por el Banco Central del Uruguay, en el período entre 2005-2016 se observó un incremento gradual, aunque no muy significativo, en la relación entre inversión en capital fijo en el sector y el PIB Nacional.

Mientras que en 2005 la inversión en construcción representaba un 9,7% del PIB, en el 2016 representó un 12,4%.

En montos, de los 9.900 millones de dólares que se invirtieron en capital fijo en la economía el año pasado, 6.500 correspondieron al sector construcción.

En el período en que la productividad aparente de la construcción se habría mantenido estable (2005-2015), la inversión en capital fijo del sector (tanto desde el sector público como desde el sector privado) habría sido, en promedio, 1,5 veces el Producto Bruto de la Construcción. Esto es, se habría invertido más de lo que el sector generó como producto (output). A su vez es pertinente señalar que, si bien la inversión en construcción se registra tanto desde el sector público como desde el privado, en este último, los montos de inversión han sido históricamente superiores.

Como complemento a estos datos sobre la inversión, según el CEEIC, las importaciones de bienes de capital de la Industria de la Construcción mostraron un importante dinamismo en los 10 años entre 2003 y 2013, lo que constituye otro argumento para demostrar que la industria de la construcción acompañó el crecimiento registrado en las inversiones de la economía y aumentó en forma considerable su inversión en capital en el período 2005-2016. En efecto, podría descartarse la idea de que la inversión en capital habría sido un factor determinante del deterioro de la productividad aparente en la industria de la construcción.

¿Hacia dónde deberíamos ir?

Un indicador de productividad aparente como el que se presentó para la industria de la construcción, no sólo es de utilidad para medir la relación entre los recursos utilizados y el producto. Su análisis en profundidad, debería permitir extraer conclusiones acerca de la eficiencia productiva del sector e incluso encontrar aspectos sobre los que se debería hacer  hincapié en el afán de revertir ese “estancamiento de productividad” que se viene presentando desde hace una década aproximadamente, teniendo en cuenta las limitaciones que puede tener el indicador.

En este sentido y considerando que una de los factores determinantes de la productividad es la gestión, es que la Cámara de la Construcción del Uruguay se encuentra trabajando en la presentación, promoción e implementación de la herramienta BIM (Building Information Modeling). ¿Por qué? Porque se trata de una metodología pensada para implementarse, entre otras actividades, en la construcción, ya que se utilizan modelos BIM en las distintas etapas del ciclo de vida de un proyecto (diseño, construcción, operación y mantenimiento).  A su vez, se trabaja en su difusión e incorporación de la herramienta porque las ventajas del uso de BIM indican que su correcta implementación implica, entre otras: menores costos, mitigación de riesgos operacionales, mayor precisión, mayor calidad, mayor predictibilidad y control de plazos, mejor seguimiento de las distintas etapas del proyecto, disminución del margen de error, reducción de conflictos de construcción. En efecto, la adopción de BIM tiende a contribuir a la mejora de la eficiencia y con eso a la mejora de la productividad, buscando “cuidar” la rentabilidad del sector privado o incluso mejorando los márgenes de ganancia de las empresas.

 Capacitación promovida por la Cámara de la Construcción del Uruguay

Dado que se considera a BIM como una potencial vía de incremento de la productividad del sector, la Cámara de la Construcción del Uruguay ha organizado el Primer Encuentro Nacional BIM ( en conjunto con la Corporación Nacional para el Desarrollo) el pasado 18 de mayo de 2017 con el fin de presentar esta herramienta y metodología de trabajo y comenzar un proceso de concientización sobre la importancia de BIM, no sólo a los asociados de la Cámara sino que a todos los potenciales actores interesados en la temática y vinculados al sector. Los resultados fueron muy positivos ya que asistieron cerca de 400 personas, contamos con expositores locales e internacionales, contamos con la participación tanto del sector público como desde el sector privado y también con representantes de la academia. Las repercusiones fueron mejores de las esperadas, de hecho, aumentó el interés por las capacitaciones, promovidas por la Cámara, lo que es clave cuando se busca introducir una nueva metodología de trabajo.

17 de julio del 2017. Por Sr. José Ignacio Otegui, Presidente de la Cámara de la Construcción del Uruguay.

Participación FIIC en Asamblea General de la OEA

Julio 10, 2017  Por: Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC

 

El Evento

A invitación de la Organización de los Estados Americanos (OEA) participé como expositor en el Foro del Sector Privado “Reformas para un Sector Privado Pujante en las Américas: Creando los Empleos del Futuro”, en Cancún, México, el 19 de junio 2017.

El Foro y la OEA

El Foro se realizó en el marco de la 47 Asamblea General de la OEA, que reunió a los Ministros de Relaciones Exteriores del Hemisferio Occidental del 19-21 de Junio.

El Foro fue organizado por la OEA, con el apoyo del Gobierno de México, el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (COMCE) y la organización del Sector Privado de las Américas.

El magno evento congregó a dignatarios internacionales, expertos en el tema, altos oficiales de gobierno y observadores de Europa y Asia.

La Asamblea General centró la atención de los Estados Miembros de la OEA, el sector privado y personalidades internacionales en torno al tema: “Fortaleciendo el Diálogo y la Concertación para la Prosperidad”.

El Foro por su parte se enfocó a la colaboración de múltiples actores en los empleos del futuro.

Se buscaba promover un diálogo público-privado sobre cómo utilizar la creatividad y la innovación para hacer frente a los retos de la integración, los empleos del futuro, la tecnología y el cambio laboral.

Los aportes del sector privado se comunicaron a los Ministros de Relaciones Exteriores de las Américas durante el Diálogo del Sector Privado y Actores Sociales con el Secretario General de la OEA y los Jefes de Delegación de los Estados Miembros.

Importancia Estratégica del Foro

Recordemos que la OEA propiamente dicha está integrada por los Estados de América, representados en la práctica por sus Ministros de Relaciones Exteriores. Estrictamente hablando, la sociedad en general representada por organizaciones sociales, ONGs, sector privado, etc. no es parte integral de la misma, aunque se establece un amplio diálogo en sus diversos niveles entre éstas partes cuando están formalmente acreditadas por la OEA.

En organizaciones similares a la OEA, como el G20 (Grupo 20) que congrega a las economías más importantes del mundo, se ha creado el B20 (Business 20) que como parte integral del G20 agrupa a las principales empresas y/o empresarios del Grupo.

El B20 se concentra y trabaja paralelamente, delibera y hace recomendaciones a la parte gubernamental del G20 sobre los temas y estrategias que considera importantes para el adecuado desarrollo de las sociedades que integran el grupo.

Lo hace institucionalmente como parte integral del G20, no desde el exterior como sucede con el sector empresarial en el caso de la OEA.

Por ello surgió la iniciativa de crear algo semejante al B20 en la OEA, cuyo impulsor es el reconocido empresario argentino Eduardo Eurnekian, Presidente de Corporación América con negocios diversificados incluyendo la concesión de 53 aeropuertos en Argentina, Ecuador, Europa, etc.

Tuve la oportunidad de participar invitado por Gustavo Weiss, Presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, en una reunión privada la noche previa al Foro, donde trató el asunto por Eduardo Eurnekian, Gustavo Cinosi (Asesor Senior de OEA), Gustavo Weiss, y un servidor.

Me impresionó muy favorablemente Eduardo por su experiencia, entusiasmo y claridad de ideas y en un franco diálogo los cuatro abordamos los detalles de éste tema que se pretendía plantear al día siguiente al Secretario General de la OEA.

El Foro

La inauguración del foro fue presidida entre otros por el Secretario General de la OEA Luis Almagro, el ministro de Relaciones Exteriores de México Jorge Videragay y Eduardo Eurnekian, quien planteó públicamente al Secretario Almagro el tema de la participación del sector empresarial de forma institucional , el cual fue en principio bien recibido. Esperemos que se concrete en el futuro una participación institucional reconocida y que surjan aportes significativos del empresariado en beneficio de los habitantes de nuestra región.

Integración En Las Américas: Presente y Futuro

 

El tema en que me correspondió participar fue “Integración en Las Américas: Presente y Futuro” en la que compartimos intervenciones y respondimos a preguntas del auditorio:

  • Eduardo Eurnekian, Presidente de Corporación América
  • Camilo Atala, Presidente de CEAL Internacional
  • Gilberto Marín, Presidente de Impulsora Latinoamericana de Energía Renovable (ILER) y CEO del Grupo Alquimara
  • Ricardo Platt, Presidente de la Federación Interamericana de la Construcción
  • Gustavo Weiss, Presidente de la Cámara Argentina de Construcción

Nuestro excelente conductor y moderador motivó y dinamizó el panel: Ingo Ploger, Presidente, Companhia Melhoramentos de Sao Paolo, Brasil. Debo señalar que nos reunimos previamente para organizarnos adecuadamente.

Todas las participaciones fueron interesantes. Por mi parte sostuve que:

  • La Integración es posible y la FIIC es una clara muestra exitosa de Integración regional, sectorial, en que se logra la participación en temas de interés común y capitalizan las experiencias positivas que se trasmiten regionalmente y se apoya a quienes así lo requieren.
  • Hice referencia también al grupo en el que participo: la North America Construction Federation que agrupa a las cámaras de construcción de los países del NAFTA: Canadá, Estados Unidos de América y México, con resultados similares a FIIC
  • Igualmente hice referencia a bloques como el NAFTA, que independientemente del acoso político que hoy sufre por la presidencia de USA, ha sido indudablemente exitoso. Similar referencia al nuevo bloque Alianza del Pacífico, que se encuentra en la vía del progreso.

Algunas de las preguntas que me hicieron versaron sobre la corrupción en los negocios y en particular en el sector construcción, con una clara referencia al caso Odebrecht.

Expliqué que FIIC condena la corrupción e incluso varias cámaras a las que Odebrecht pertenecía le han retirado su afiliación.

Enfaticé que consideramos la impunidad reinante es inaceptable, puesto que es precisamente la impunidad un factor primordial por la que no se avanza contra la corrupción. Generado por el hartazgo social los ciudadanos exigimos al gobierno erradicar para siempre la impunidad y la corrupción.

Para apoyar mi intervención cité la Declaración Conjunta de las Cámaras FIIC sobre caso Odebrecht. y otras.

Las conclusiones del tema indican que la integración es posible y deseable, con diversos grados de progreso y avance, pero idealmente pudiéramos aspirar a una integración como la de Unión Europea, desde luego con características diferentes, pero entendiendo el enfoque en esa dirección.

Los Otros Temas.   Conclusión

Fue realmente un privilegio compartir el Foro y temas diversos tratados por empresarios como Carlos Slim DomitPresidente del Consejo de Administración de Grupo Carso, Grupo Sanborns, Telmex y América Móvil, así como distinguidos funcionarios como nuestro apreciado amigo Jorge Familiar, Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina, entre otros.

Por razones de espacio no detallo el Foro, sin embargo vale la pena vean el listado de temas y expositores.

Agradezco a la OEA la invitación, especialmente a Gustavo Weiss, Eduardo Eurnekian y Gustavo Cinosi por su apertura e invitación a colaborar.

Concluyo: el sector empresarial tiene mucho que hacer para mejorar nuestra región pues estoy convencido que nuestra experiencia debe ser de utilidad a los líderes políticos regionales, si en verdad tienen la voluntad política de escuchar nuestras sugerencias. 

Julio 10, 2017  Por: Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC.

CAPAC, lo que somos y hacemos (1a. parte)

Junio 19, 2017. Por Ing. Iván de Ycaza, Presidente Ejecutivo de CAPAC

Nota de la redacción : Datos económicos de Panamá. Fuente Banco Mundial  

Población 3,929 millones 2015 / PIB $ 52.13 mil millones 2015 / Crecimiento del PIB 58% 2015 / Inflación 0.7 % / 2016

Hace 55 años un grupo de ingenieros fundó la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC) como una organización sin fines de lucro con el objetivo de promover y desarrollar la industria de la construcción y defender los legítimos intereses de sus agremiados.

Transcurrido más de medio siglo, la CAPAC se ha constituido en el gremio más representativo y el líder indiscutible de nuestra industria, calificada con mucho realismo como la madre de todas las industrias. De la CAPAC dependen en la actualidad las proyecciones de la industria y darle sostenibilidad a la trascendencia que ha adquirido en los más variados aspectos de la vida nacional y en el crecimiento integral del país.

Solo hay que tomar en cuenta que la construcción fue el sector que más contribuyó al crecimiento de la economía panameña en la década del 2005 al 2015. Fue responsable del incremento del Producto Interno Bruto (PIB) en esos años. Su aporte al PIB fue del 31.7%, seguido de la inversión pública con el 10.7%. El crecimiento promedio anual durante esa década fue del 19.4% en comparación con el crecimiento promedio del 6,9% de toda la economía.

El crecimiento del producto de la construcción también ha tenido un fuerte impacto en el empleo. De los 464,000 empleos nuevos creados en el país en la década del 2005 al 2015, el 17.7% lo generó la construcción.

Respecto a las remuneraciones pagadas a los asalariados, en el 2012 representó el 11.7%, es decir $1,265 millones del total de los salarios generados en la economía. Además fue responsable del 18.2%, es decir $287 millones, de las contribuciones sociales de los empleadores.

La actividad de la construcción tiene repercusión en el resto de la economía a través de las compras intermedias que realizan los agentes del sector para ejecutar sus actividades. Las compras intermediarias del 2013 representaron un 20.3% del total de las realizadas por el sector de la construcción. El efecto multiplicador que tiene la construcción es de $2.17 de producción por cada dólar invertido en el sector.

Sostenibilidad de la construcción

Como acciones institucionales podemos enumerar la creación de la Secretaría de Ambiente, unidad administrativa que tiene a su cargo la planificación y desarrollo de programas que garanticen la sustentabilidad de nuestras obras y de la industria que representamos.

La CAPAC cuenta con una Comisión de Ambiente que no solo promueve las buenas prácticas ambientales en la construcción, también ha organizado foros como el de adaptación al cambio climático y administración del recurso hídrico, y el de beneficios económicos, ambientales y sociales del desarrollo sostenible en la industria de la construcción.

Esos foros aportan nuevas ideas y diseños de construcción que facilitan la compatibilidad entre los servicios ambientales y las acciones humanas, con la intención de minimizar los impactos negativos en el entorno y potenciar el desarrollo social y económico.

Cada año celebramos cuatro simposios empresariales para analizar temas coyunturales que involucran el comportamiento de la economía nacional. Recientemente abordamos, al más alto nivel, la necesidad de la creación de alianzas público privadas como un mecanismo para desarrollar proyectos de infraestructura, energía, telecomunicaciones, edificios públicos y de servicio.

Este concepto rompe el esquema tradicional de financiamiento del Estado, porque el sector privado asume todo los riesgos en cuanto a construcción del proyecto, su presupuesto y tiempo de ejecución. Además el sector privado opera el proyecto manteniendo los estándares de calidad y precio acordados en el contrato.

La CAPAC participó por tercer año consecutivo en el Día Nacional de la Reforestación. Hemos aportado más de 1,500 plantones como fundadores de la Alianza del Millón, un programa que se propone reforestar un millón de hectáreas en el país en los próximos 20 años con prioridad en las principales cuencas hidrográficas por su importancia estratégica en el futuro del abastecimiento de agua.

Junio 19, 2017. Por Ing. Iván de Ycaza, Presidente Ejecutivo de CAPAC

Certeza Jurídica: requisito indispensable para la Inversión

 5 de junio del 2017. Por: José R. González-Campo Presidente Cámara Guatemalteca de la Construcción.

El nivel de inversión extranjera en los países de Latinoamérica, se mide muchas veces por la confianza en el respeto de las leyes locales, las normativas del sector y los derechos de los consumidores.

Guatemala tiene ante si fuertes  retos para lograr su desarrollo y enfrentar las enormes necesidades sociales en salud, educación, seguridad e infraestructura que tenemos.

No podemos reducir la pobreza sin generar crecimiento económico inclusivo y estamos convencidos que la libertad de empresa es la mejor forma de buscar el bien integral de la persona y su desarrollo económico.

Este desarrollo se basa en:

  • El reconocimiento del derecho fundamental que tienen las personas de poder elegir con libertad como desean  ganarse la vida
  • El respeto a la propiedad.

Para lo anterior se requiere de un Estado de Derecho fuerte y de certeza jurídica para la inversión.  Sin inversión- lo sabemos-  simplemente no hay desarrollo.

Beneficios de la Ley de Electricidad

Una de los mayores condicionantes a la inversión es el acceso a la energía.

Desde que en 1996 Guatemala se emitió la Ley de Electricidad,  nuestro país a través de inversión privada ha sido capaz de:

  • Quintuplicar su capacidad de generación.
  • Tener hoy el doble de oferta que la demanda requerida, evitando los apagones y racionamientos de principios de los 90.
  • Ampliar  la cobertura eléctrica de un 62% a un 92%, llevando energía y oportunidades a mas guatemaltecos
  • Diversificar la matriz energética con mayor participación de energías renovables
  • Reducir hasta en un 40% el costo de la energía.

Este ha sido sin duda un caso ejemplar de éxito a nivel mundial donde un instrumento legal bien diseñado dio la certeza jurídica que promovió la inversión, mayoritariamente de guatemaltecos,  que con reglas claras y través de la libre empresa nos permiten hoy un tener un sector eléctrico fuerte y competitivo.

Una llamada de atención

Sin embargo, en los últimos meses, hemos enfrentado retos importantes, derivados de procesos legales en contra de hidroeléctricas que ya operaban en el país y una presión de movimientos sociales que resultaron en decisiones de las cortes guatemaltecas suspendiendo la operación de dichas hidroeléctricas por una interpretación, a nuestro juicio errónea, del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, y que pueden constituirse en un precedente nefasto para el Estado de Derecho y la certeza jurídica en el país,  con consecuencias muy negativas para la inversión, para la economía del país y la vida de los guatemaltecos, pero sobre todo para muchísimas comunidades indígenas que necesitan de estas inversiones para poder tener mejores oportunidades de vida.

La falta de reglamentación del Convenio 169 es una responsabilidad que recae en el Estado de Guatemala pero en ningún caso debe afectar a empresas que ante la falta de esa regulación si cumplieron con todos los requisitos legales para poder hacer una inversión.

Es contradictorio que los permisos autorizados por el Estado, sean luego desconocidos por otro poder del Estado, cuando el Estado mismo fue quien incumplió con facilitar y reglamentar el proceso de consulta.

En este contexto el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo debe reconocerse como un instrumento útil para promover un proceso de dialogo que considere las necesidades y atenúe la afectaciones directas negativas de las poblaciones indígenas, pero nunca debe ser utilizado como un freno al desarrollo.

 5 de junio del 2017. Por: José R. González-Campo, Presidente Cámara Guatemalteca de la Construcción.

 

FMI: Perspectivas Económicas para Latinoamérica y Caribe 2017.

8 de Mayo 2017. Por Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC.

En Washington DC, el 21 de Abril 2017, en el marco de las reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Grupo Banco Mundial se presentó una conferencia sobre Perspectivas Económicas para Latinoamérica y Caribe.  A continuación un resumen de lo indicado allí por Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

 América Latina y el Caribe

Las economías de América Latina y del Caribe están recuperándose lentamente de la recesión que exhibieron el año pasado y también de un crecimiento muy bajo o negativo en varios países en el 2015.

  • Esperamos para 2017 crecimiento promedio del 1.1%, el año pasado fue un crecimiento negativo de 1%.
  • Se espera que la actividad económica cobre más ímpetu en 2018, pero esperamos el crecimiento se estabilice en un nivel de crecimiento a largo plazo substancialmente menor de lo que habíamos visto en la última década.
  • Se proyecta que el crecimiento a mediano plazo permanezca alrededor de un modesto 2,6 %.

Centroamérica

Centro América mantendrá crecimiento promedio alredor del 4% beneficiándose de la caída de los precios de la energía, que también tiene impacto positivo sobre la inflación y la cuenta corriente.

En Centro América tenemos dos de los países con mayor crecimiento de la región con Panamá y República Dominicana que ayudan al promedio. Pero el resto de los países en general mostrando desempeños positivos.

América del Sur, México

En América del Sur y unas de las razones principales por la cual la economía de América Latina registra un crecimiento promedio negativo era que dos de las economías grandes del cono sur, Brasil y Argentina, estaban en recesión.

Esperamos que en 2017 este fenómeno se revierte y que Brasil tenga un crecimiento ligero del 0.2%, el cambio de crecimiento es muy importante, pues Brasil se contrajo al 3.5% en el 2016.

En el caso de Argentina también vimos una Economía que se contrajo a un poco más del 2% en el 2016 y que esperamos tendrá un crecimiento del 2.2% este año.

En Venezuela, vemos una Economía que continuara registrando tasas de crecimiento negativas. Vemos también una tasa de inflación que continúa moviéndose a tasas de cuatro dígitos caminando hacia una hiperinflación. Prevemos una contracción del 7% en el 2017. En el 2016 se contrajo un 18%. Es un proceso muy negativo con el PIB que continúa contrayéndose a tasas muy importantes. Es una preocupación muy importante por la crisis humanitaria que se presenta en este país, por las dimensiones que esta presenta en ámbitos importantes de la calidad de vida de la población.

Ecuador continuará registrando tasas de crecimiento negativas, son las dos economías que continuaran teniendo una recesión.

Las perspectivas para Chile siguen siendo moderadas, debido a persistentes debilidades internas, se prevé que en 2017 el crecimiento permanezca en 1,7%. Se ha hablado mucho de la recesión, llamémosla técnica, por la que probablemente atravesará la economía chilena, producto de la huelga (que ya finalizó) en sus minas más importantes, que probablemente genere un crecimiento negativo en el último trimestre. Pero claramente las condiciones subyacentes de la economía chilena apuntan al crecimiento económico, y veremos la economía creciendo y promediando una tasa estimada del 1.7%.

En Colombia, gracias a la oportuna adopción de una política económica más restrictiva, la ordenada desaceleración económica continuó el año pasado conforme la demanda interna se ha ido ajustando al shock permanente que ha sufrido el ingreso nacional. Hemos visto una caída de casi 50% en el valor de sus exportaciones, ante la que el proceso de ajuste que ha seguido la economía creemos que es muy saludable.

En México anticipamos un crecimiento del 1.7% para 2017, contrasta con crecimiento del 2.3% en 2016. Aunque la Economía de EEUU esté acelerando, la incertidumbre asociada a la negociación de NAFTA va afectar el dinamismo de la inversión. Además  una menor fortaleza del crecimiento de los salaries reales por el aumento de la inflación también afectara ligeramente al consumo. Hemos visto un comportamiento muy favorable de las variables financieras estos últimos meses de la mano de una menor inquietud sobre los posibles resultados de la renegociación del NAFTA.

El Caribe

Las perspectivas de la región del Caribe están mejorando gracias a la recuperación de los países exportadores de materias primas. En el 2016 estos países tuvieron una recesión muy importante con caída muy importante del PIB en Surinam pero también en Trinidad y Tobago teniendo dificultades relevantes. Esperamos estos fenómenos empiecen a revertirse a partir del 2017.

La mayoría de las economías dependiendo del turismo está mostrando un mejor desempeño económico, destaca obviamente el caso de Jamaica donde los programas de estabilización económica están rindiendo frutos, la persistencia en esa estrategia se está reflejando cada vez más en una continua aceleración económica en ese país de 2016 y al mayor crecimiento de las economías que dependen del turismo, con lo que ha colaborado el afianzamiento del crecimiento de Estados Unidos. Sin embargo, la deuda del sector público sigue siendo un importante factor de vulnerabilidad para la región.

Finalmente

Con la proyección de crecimiento moderado en el mediano plazo que nuestros analistas estiman en 2.6% para la región, es esencial trabajar en fortalecer las fuentes de crecimiento de mediano plazo en nuestras economías. Es esencial eliminar los cuellos de botellas estructurales para respaldar y estimular la inversión, la productividad, la acumulación del capital humano y a través de estos factores se generarán mejores condiciones de vida para la población.

Las prioridades serán, entre otras, mejorar la educación y la calidad de la infraestructura, promover más la participación laboral de la mujer donde esta sea baja, y obviamente continuar implementando las reformas legales para fortalecer la lucha anti-corrupción, que es un fenómeno que contamina de manera importante a la mayoría de las economías de la región, y en algunos casos teniendo efectos macroeconómicos relevantes como fue el caso de Brasil y como ligeramente ha sido el caso de Perú, país en el cual la revisión a la baja del crecimiento económico que hicimos para este año, para revisar los procesos y realizarlos de una forma que estén mucho más inmunes a este tipo de prácticas.

 

8 de Mayo 2017. Por Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC.

Perspectivas socioeconómicas del Ecuador

01 de mayo 2017. Por: Ing. Enrique Pita García, miembro del Consejo Directivo de FIIC, Presidente de la Federación Ecuatoriana de la Construcción y de la Cámara de la Construcción de Guayaquil.

Prólogo de la Redacción FIIC

El entorno político y social de los países a que pertenecen las cámaras integrantes de la FIIC está en evolución, como el de muchos países del mundo. Las demandas de la sociedad hacia el sistema político en turno son importantes, especialmente considerando que Iberoamérica es una región en la que aún tenemos muchas carencias económicas, sociales, educativas, etc. Es natural que dichas demandas, ahora con mayor presencia en los medios modernos de comunicación como las redes sociales, presionen  cada vez con más fuerza a las clases políticas e instituciones de gobierno que conducen a los países en búsqueda de mejores condiciones para la calidad de vida de sus habitantes.

Así y solo por citar solo tres ejemplos de la evolución en años más recientes a que nos referimos, podemos comentar brevemente sobre:

  • Venezuela: Las condiciones de una sociedad polarizada, con un gran enfrentamiento social, un sistema político que la comunidad internacional señala como que ya no cumple con la democracia dada la absorción de poder del ejecutivo y su dominio de hecho sobre el legislativo y judicial, etc.; han conducido a condiciones de la más alta inflación, mayor contracción económica y peores condiciones de vida llevando a crisis humanitaria por escasez de alimentos, medicinas, etc. Todo ello ha desencadenado manifestaciones masivas en contra y a favor del actual régimen político, que tiene postrado al país en una parálisis económica a pesar de su riqueza petrolera. Con frecuencia parece la situación llegó al límite y sin embargo, aparentemente no se están dando aún las condiciones que conduzcan por un camino de solución a tantos problemas de fondo.
  • Argentina: El país estaba hasta hace poco bajo un régimen político enquistado, de dominancia por una familia tipo caudillo: régimen de clara tendencia populista, apoyado incluso en procesos electorales con recursos económicos de Venezuela, que lo condujo a circunstancias de un rompimiento en la práctica de muchos aspectos con la comunidad económica internacional, etc. En un giro importante no solo para el país, sino para toda la región se dio una elección presidencial en la que triunfó un candidato externo al citado régimen, con ideas y propuestas diferentes a esa forma de abordar a la nación. Después de tantos años del enfoque previo y las consecuencias en la vida económica y social, que ya aplastaban a la sociedad y su desempeño, el cambio requerirá de mucho esfuerzo, tiempo y paciencia para ir conduciendo a Argentina por un sendero realista y que le vaya regresando a vías sociopolíticas que hagan posible volverla a su nivel potencial acorde a sus recursos naturales y sociales que durante mucho tiempo la ubicaron como un líder regional.

  • Chile: A pesar de ser el país más competitivo, con mayor ingreso per cápita de nuestra región, integrante de la OECD, etc. En 2014 arribó a la Presidencia, en segunda vuelta electoral, un régimen con tendencias diferentes, integrante de partidos de centro-izquierda, que ha impulsado ideas y acciones que han ido llevando al país por rumbos distintos, incluyendo una propuesta de reforma a la Constitución, con resultados qu e no han convencido al sector empresarial y ha generado cierta inestabilidad social antes no característica del país.Se ha visto afectadas por escándalos de corrupción que incluyen a su hijo y nuera, etc. Su manejo de diversas crisis que han afectado al país ha sido criticado. En marzo de 2017 contaba solo con alrededor del 23% de aprobación a su mandato por la población chilena. La nación pues, parece estar buscando otros caminos, pero los resultados no se parecían de momento lo alentadores que se quisiera.

En ese entorno correspondió colaborar con un artículo para FIIC al  Ing. Enrique Pita García, miembro del Consejo Directivo de FIIC, Presidente de la Federación Ecuatoriana de la Construcción y de la Cámara de la Construcción de Guayaquil. Sugerimos como antecedente ver el artículo La Corrupción. Ecuador, valiente editorial. Ecuador acaba de tener elección Presidencial, en que en segunda vuelta y por escaso margen triunfó el candidato promovido por un régimen cuyo presidente tiene 10 años en el poder, con resultados que algunos consideran mixtos o no buenos, con cierto nivel de enfrentamiento social y también alineado con las prácticas de Venezuela. He aquí su colaboración

Perspectivas socioeconómicas del Ecuador

En el Ecuador, desde el 2015 el sector de la construcción ha venido decreciendo a causa de la contracción económica en el país, aunque causada por los aprietos de una economía global, fue agravada por las medidas tributarias y confiscatorias tomadas puertas adentro, acciones que afectaron a todos los sectores, principalmente a aquellos negocios medianos y pequeños dedicados directa o indirectamente a la construcción, a tal punto de que muchos cerraron sus puertas contribuyendo así al desempleo.

Los índices laborales en el Ecuador se miden por empleo adecuado, desempleo y varias subdivisiones de subempleo o denominado también como inadecuado, por cuanto en éste no se cumple con la jornada normal y/o se percibe un sueldo completo. Sobre estas cifras, funcionarios de gobierno en sus declaraciones casi siempre expresan la existencia de una mejoría cuando lo que existe en realidad es un incremento del subempleo, una mudanza de los que eran trabajos adecuados hacia otros sin condiciones. Dentro de esta informalidad se contaron alrededor de 600.000 ecuatorianos a diciembre del 2016, según lo indica el BCE.

Con este panorama entramos en un proceso electoral que desencadenó un sinnúmero de manifestaciones públicas de inconformidad, no obstante lo cual, estamos próximos a entrar en período gubernamental de quien fue votado por el 51.15% de los ecuatorianos, ahora bajo la expectativa del cumplimiento de propuestas como: mayor diálogo con los sectores estratégicos, cambio del estilo confrontativo del presidente saliente por uno de mayor conciliación, incremento del bono de Desarrollo Humano, mayor acceso a la seguridad social, 250.000 fuentes de trabajo anuales, reducción de la pobreza, entre muchas otras que deberán hacer frente al déficit de 6.000 mil millones del presupuesto general del estado y una deuda pública  que a febrero de 2017 llegó a USD 39 883 millones y, en nuestro caso un deterioro de la construcción de -8.9 en relación al PIB.

El Presidente electo deberá honrar otras deudas, aquellas de fiscalizar y sancionar los actos de corrupción como los de Petroecuador y Odebrecht; la creación de nueva infraestructura: servicios, vías, vivienda y edificios en las zonas devastadas por el sismo de abril 16 de 2016; recuperar la confianza en el mismo modelo político, de la mitad de ecuatorianos que se decidieron en las urnas por la otra opción.

01 de mayo 2017. Por: Ing. Enrique Pita García, miembro del Consejo Directivo de FIIC, Presidente de la Federación Ecuatoriana de la Construcción y de la Cámara de la Construcción de Guayaquil.

Breves Perspectivas FIIC 2017 para Latinoamérica

2 de Enero 2017.  Ricardo Platt.  Presidente de FIIC. –

Perspectiva Sumaria. Economía, Política, Construcción.

Tratando de ser breves en la necesaria reflexión del año 2017 que inicia, se requiere ponerla en perspectiva … al menos de lo sucedido recientemente, entendiendo que el “nuevo” año 2017 es una convención y 2017 sencillamente es un punto más en la continuidad del devenir constante del tiempo (¡no es tan nuevo!).

Nuestra perspectiva de Latinoamérica y  las Cámaras de Construcción de los 18 países que integramos la FIIC se enfoca por supuesto al sector construcción, el cual está muy ligado al desarrollo de la economía general y devenir político de cada país, que tienen impacto muy significativo sobre el sector. Si esos factores no tienen la dinámica adecuada, difícilmente será buena la actividad del sector.

La Economía

Respecto a la economía hay análisis 2016 y pronóstico 2017 al por mayor, siendo aún temprano para algo muy sólido, pero comparto los preliminares de una de las fuentes internacionalmente confiables, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de la ONU: para 2017 se prevé que, tras dos años seguidos de contracción, América Latina y el Caribe tenga un crecimiento económico modesto de 1.3%. Puede parecer bajo, pero es un primordial cambio de signo en la tendencia.

 Es muy importante considerar que somos una región con variaciones significativas tanto en lo económico como político no solo a nivel regional y subregional, sino incluso a nivel país, por lo que aunque hay que tener cuidado con los promedios, éstos nos dan al menos idea al nivel de esta reflexión.

Después de registrar una caída del producto interno bruto (PIB) de -0.5% en 2015:

 Se espera la región finalizará 2016 con una contracción promedio de -1.1%, considerando:

  • América del Sur será la subregión más afectada, con una caída de -2.4%
  • El Caribe se contraerá -1.7%
  • Centroamérica tendrá un crecimiento positivo de 3.6%

 Para 2017, después de dos años seguidos de contracción, se anticipa crecimiento de 1.3%:

  • América del Sur repuntaría con alza de su PIB de 0.9%
  • El Caribe crecería 1.3%
  • Centroamérica se expandiría 3.7%.

Estos elementos están contenidos en el  informe anual Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2016, que presentó CEPAL el 14 de diciembre pasado.

Pero los últimos acontecimientos mundiales generan inseguridades que ya están  llevando a pensar y revisar a la baja algunos de ellos. Hay altos niveles de incertidumbre y se continúa con un dólar americano fuerte que presiona a la baja nuestras monedas, con serias consecuencias regionales.

La Política

Es muy conocida la inconformidad general a nivel no solo regional sino mundial con los políticos y gobierno. En otras intervenciones he comentado la manifiesta  insatisfacción de los países latinoamericanos frente a una clase política que en muchos casos exhibe prácticas deshonestas y grave corrupción, abiertamente  denunciadas por ese fenómeno de comunicación del siglo XXI que son las redes sociales.  La percepción es que se ha alcanzado, en general, una relativa democracia en los procesos electorales, más no en el republicano, pues se percibe que los gobiernos, al llegar al poder, se alejan de las justas demandas ciudadanas.

La población cada vez demanda más de los gobiernos y ello traerá nuevas presiones en este aspecto. Habrá que estar muy atentos al desempeño político regional, que está en general bajo presión a pesar de cambios de línea ideológica más alejada del populismo que hemos visto en los más recientes  años en varios países. Hay casos extremos como el de Venezuela, que parecen llegar ya a niveles no sostenibles. Y tenemos el caso Cuba, que tiende a incorporarse a una mayor “normalidad” en la región. El factor de del nuevo Presidente Donald Trump de Estados Unidos, continúa como amenaza posible dada su agresividad manifestada en campaña, que muy probablemente se trasforme en acciones durante su gestión.

Finalmente

El mal desempeño reciente se vincula al fin del “superciclo” de las materias primas, que llevó a caída en los ingresos por exportaciones, lo que generó menos ingresos fiscales. Esto estuvo acompañado de un ciclo negativo de la dinámica de la inversión, que ha llevado 8 trimestres.

Las tendencias proteccionistas, la evolución de los flujos de remesas y las posibles modificaciones en las políticas migratorias a nivel mundial generan escenarios de incertidumbre y riesgos para el desempeño económico y político de nuestra región.

Considero positivo que la Construcción se verá incentivada por la demanda de servicios, vivienda e infraestructura  de la población y estará muy vigilada por la ciudadanía dada la clara percepción de ineficiencia y abuso de la clase política en todo lo relacionado con la proveeduría y construcción. La tentación hacia los políticos de hacernos aparecer como villanos será mucha, lo que es un riesgo.

La escasez de recursos fiscales seguirá empujando a llevar a la realidad los beneficios esperados de la Asociaciones Público Privadas (APPs), alentando las modificaciones jurídicas necesarias para lograrlo. Hay que usarlas bien, pero no es posible esperar  que llenen totalmente el papel de los recursos fiscales que paga la población para recibir servicios e infraestructura, hay que usarlos también para eso.

Lo más importante es entender los retos y oportunidades, sin dejarnos llevar por un optimismo irreal de la natural, positiva y valiosa esperanza de un nuevo año, ni por un pesimismo exagerado de los malos signos que desde ya se perciben y no podemos ni debemos ignorar. En este equilibrio y lucha constante, la FIIC y todas sus Cámaras afiliadas estaremos trabajando juntos para buscar la mejor calidad de vida de la población.

Les deseo un buen 2017.

 

 

 

FMI: Perspectivas Económicas para América Latina y El Caribe

Estimados Amigos de FIIC,

El Fondo Monetario Internacional (FMI) actualizó su Análisis de las Perspectivas Económicas para América Latina y El Caribe, el 7 de Octubre 2016.

Por la importancia del mismo y el efecto de la economía general en el Sector Construcción, les comento que entre sus conclusiones, el resumen indica:

“Se prevé que la actividad económica en América Latina y el Caribe toque fondo en 2016 para después registrar una recuperación moderada el año siguiente.

 Si bien la floja demanda externa y el nivel persistentemente bajo de los precios de las materias primas continúan afectando las perspectivas regionales, factores internos han sido los determinantes clave del crecimiento observado en algunas economías bajo tensiones.

 Se prevé que, tras una contracción de 0,6 por ciento en 2016, el PIB se recupere y registre un crecimiento de 1,6 por ciento en 2017.

 Los repetidos resultados decepcionantes en materia de crecimiento apuntan a un crecimiento potencial más bajo, reforzando la necesidad de llevar a cabo reformas estructurales para estimular la capacidad productiva, aunque dichas reformas tardarán algún tiempo en rendir fruto.”

Las citadas “reformas estructurales para estimular la capacidad productiva” tienen mucho que ver con la construcción de infraestructura y necesidades de ajuste de su financiamiento vía Asociación Público Privada, sumándose así a la recomendación de la Banca Multilateral y muchas otras voces en el tema.

Pueden ver el reporte completo del FMI en: https://goo.gl/FGPcuv . La perspectiva es consistente con la muy detallada de CEPAL que les envié el 26 de Julio pasado. Esperamos les sea de utilidad.

Atentos saludos,

Ing. Ricardo Platt

Presidente

Federación Interamericana de la Industria de la Construcción. www.fiic.la    fiic@fiic.la    @FiicLa

fmi_perspectivaslac_-2016-10