Etiqueta: Ecuador

FMI: Perspectivas Económicas para Latinoamérica y Caribe 2017.

8 de Mayo 2017. Por Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC.

En Washington DC, el 21 de Abril 2017, en el marco de las reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Grupo Banco Mundial se presentó una conferencia sobre Perspectivas Económicas para Latinoamérica y Caribe.  A continuación un resumen de lo indicado allí por Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

 América Latina y el Caribe

Las economías de América Latina y del Caribe están recuperándose lentamente de la recesión que exhibieron el año pasado y también de un crecimiento muy bajo o negativo en varios países en el 2015.

  • Esperamos para 2017 crecimiento promedio del 1.1%, el año pasado fue un crecimiento negativo de 1%.
  • Se espera que la actividad económica cobre más ímpetu en 2018, pero esperamos el crecimiento se estabilice en un nivel de crecimiento a largo plazo substancialmente menor de lo que habíamos visto en la última década.
  • Se proyecta que el crecimiento a mediano plazo permanezca alrededor de un modesto 2,6 %.

Centroamérica

Centro América mantendrá crecimiento promedio alredor del 4% beneficiándose de la caída de los precios de la energía, que también tiene impacto positivo sobre la inflación y la cuenta corriente.

En Centro América tenemos dos de los países con mayor crecimiento de la región con Panamá y República Dominicana que ayudan al promedio. Pero el resto de los países en general mostrando desempeños positivos.

América del Sur, México

En América del Sur y unas de las razones principales por la cual la economía de América Latina registra un crecimiento promedio negativo era que dos de las economías grandes del cono sur, Brasil y Argentina, estaban en recesión.

Esperamos que en 2017 este fenómeno se revierte y que Brasil tenga un crecimiento ligero del 0.2%, el cambio de crecimiento es muy importante, pues Brasil se contrajo al 3.5% en el 2016.

En el caso de Argentina también vimos una Economía que se contrajo a un poco más del 2% en el 2016 y que esperamos tendrá un crecimiento del 2.2% este año.

En Venezuela, vemos una Economía que continuara registrando tasas de crecimiento negativas. Vemos también una tasa de inflación que continúa moviéndose a tasas de cuatro dígitos caminando hacia una hiperinflación. Prevemos una contracción del 7% en el 2017. En el 2016 se contrajo un 18%. Es un proceso muy negativo con el PIB que continúa contrayéndose a tasas muy importantes. Es una preocupación muy importante por la crisis humanitaria que se presenta en este país, por las dimensiones que esta presenta en ámbitos importantes de la calidad de vida de la población.

Ecuador continuará registrando tasas de crecimiento negativas, son las dos economías que continuaran teniendo una recesión.

Las perspectivas para Chile siguen siendo moderadas, debido a persistentes debilidades internas, se prevé que en 2017 el crecimiento permanezca en 1,7%. Se ha hablado mucho de la recesión, llamémosla técnica, por la que probablemente atravesará la economía chilena, producto de la huelga (que ya finalizó) en sus minas más importantes, que probablemente genere un crecimiento negativo en el último trimestre. Pero claramente las condiciones subyacentes de la economía chilena apuntan al crecimiento económico, y veremos la economía creciendo y promediando una tasa estimada del 1.7%.

En Colombia, gracias a la oportuna adopción de una política económica más restrictiva, la ordenada desaceleración económica continuó el año pasado conforme la demanda interna se ha ido ajustando al shock permanente que ha sufrido el ingreso nacional. Hemos visto una caída de casi 50% en el valor de sus exportaciones, ante la que el proceso de ajuste que ha seguido la economía creemos que es muy saludable.

En México anticipamos un crecimiento del 1.7% para 2017, contrasta con crecimiento del 2.3% en 2016. Aunque la Economía de EEUU esté acelerando, la incertidumbre asociada a la negociación de NAFTA va afectar el dinamismo de la inversión. Además  una menor fortaleza del crecimiento de los salaries reales por el aumento de la inflación también afectara ligeramente al consumo. Hemos visto un comportamiento muy favorable de las variables financieras estos últimos meses de la mano de una menor inquietud sobre los posibles resultados de la renegociación del NAFTA.

El Caribe

Las perspectivas de la región del Caribe están mejorando gracias a la recuperación de los países exportadores de materias primas. En el 2016 estos países tuvieron una recesión muy importante con caída muy importante del PIB en Surinam pero también en Trinidad y Tobago teniendo dificultades relevantes. Esperamos estos fenómenos empiecen a revertirse a partir del 2017.

La mayoría de las economías dependiendo del turismo está mostrando un mejor desempeño económico, destaca obviamente el caso de Jamaica donde los programas de estabilización económica están rindiendo frutos, la persistencia en esa estrategia se está reflejando cada vez más en una continua aceleración económica en ese país de 2016 y al mayor crecimiento de las economías que dependen del turismo, con lo que ha colaborado el afianzamiento del crecimiento de Estados Unidos. Sin embargo, la deuda del sector público sigue siendo un importante factor de vulnerabilidad para la región.

Finalmente

Con la proyección de crecimiento moderado en el mediano plazo que nuestros analistas estiman en 2.6% para la región, es esencial trabajar en fortalecer las fuentes de crecimiento de mediano plazo en nuestras economías. Es esencial eliminar los cuellos de botellas estructurales para respaldar y estimular la inversión, la productividad, la acumulación del capital humano y a través de estos factores se generarán mejores condiciones de vida para la población.

Las prioridades serán, entre otras, mejorar la educación y la calidad de la infraestructura, promover más la participación laboral de la mujer donde esta sea baja, y obviamente continuar implementando las reformas legales para fortalecer la lucha anti-corrupción, que es un fenómeno que contamina de manera importante a la mayoría de las economías de la región, y en algunos casos teniendo efectos macroeconómicos relevantes como fue el caso de Brasil y como ligeramente ha sido el caso de Perú, país en el cual la revisión a la baja del crecimiento económico que hicimos para este año, para revisar los procesos y realizarlos de una forma que estén mucho más inmunes a este tipo de prácticas.

 

8 de Mayo 2017. Por Ing. Ricardo Platt, Presidente de FIIC.

Perspectivas socioeconómicas del Ecuador

01 de mayo 2017. Por: Ing. Enrique Pita García, miembro del Consejo Directivo de FIIC, Presidente de la Federación Ecuatoriana de la Construcción y de la Cámara de la Construcción de Guayaquil.

Prólogo de la Redacción FIIC

El entorno político y social de los países a que pertenecen las cámaras integrantes de la FIIC está en evolución, como el de muchos países del mundo. Las demandas de la sociedad hacia el sistema político en turno son importantes, especialmente considerando que Iberoamérica es una región en la que aún tenemos muchas carencias económicas, sociales, educativas, etc. Es natural que dichas demandas, ahora con mayor presencia en los medios modernos de comunicación como las redes sociales, presionen  cada vez con más fuerza a las clases políticas e instituciones de gobierno que conducen a los países en búsqueda de mejores condiciones para la calidad de vida de sus habitantes.

Así y solo por citar solo tres ejemplos de la evolución en años más recientes a que nos referimos, podemos comentar brevemente sobre:

  • Venezuela: Las condiciones de una sociedad polarizada, con un gran enfrentamiento social, un sistema político que la comunidad internacional señala como que ya no cumple con la democracia dada la absorción de poder del ejecutivo y su dominio de hecho sobre el legislativo y judicial, etc.; han conducido a condiciones de la más alta inflación, mayor contracción económica y peores condiciones de vida llevando a crisis humanitaria por escasez de alimentos, medicinas, etc. Todo ello ha desencadenado manifestaciones masivas en contra y a favor del actual régimen político, que tiene postrado al país en una parálisis económica a pesar de su riqueza petrolera. Con frecuencia parece la situación llegó al límite y sin embargo, aparentemente no se están dando aún las condiciones que conduzcan por un camino de solución a tantos problemas de fondo.
  • Argentina: El país estaba hasta hace poco bajo un régimen político enquistado, de dominancia por una familia tipo caudillo: régimen de clara tendencia populista, apoyado incluso en procesos electorales con recursos económicos de Venezuela, que lo condujo a circunstancias de un rompimiento en la práctica de muchos aspectos con la comunidad económica internacional, etc. En un giro importante no solo para el país, sino para toda la región se dio una elección presidencial en la que triunfó un candidato externo al citado régimen, con ideas y propuestas diferentes a esa forma de abordar a la nación. Después de tantos años del enfoque previo y las consecuencias en la vida económica y social, que ya aplastaban a la sociedad y su desempeño, el cambio requerirá de mucho esfuerzo, tiempo y paciencia para ir conduciendo a Argentina por un sendero realista y que le vaya regresando a vías sociopolíticas que hagan posible volverla a su nivel potencial acorde a sus recursos naturales y sociales que durante mucho tiempo la ubicaron como un líder regional.

  • Chile: A pesar de ser el país más competitivo, con mayor ingreso per cápita de nuestra región, integrante de la OECD, etc. En 2014 arribó a la Presidencia, en segunda vuelta electoral, un régimen con tendencias diferentes, integrante de partidos de centro-izquierda, que ha impulsado ideas y acciones que han ido llevando al país por rumbos distintos, incluyendo una propuesta de reforma a la Constitución, con resultados qu e no han convencido al sector empresarial y ha generado cierta inestabilidad social antes no característica del país.Se ha visto afectadas por escándalos de corrupción que incluyen a su hijo y nuera, etc. Su manejo de diversas crisis que han afectado al país ha sido criticado. En marzo de 2017 contaba solo con alrededor del 23% de aprobación a su mandato por la población chilena. La nación pues, parece estar buscando otros caminos, pero los resultados no se parecían de momento lo alentadores que se quisiera.

En ese entorno correspondió colaborar con un artículo para FIIC al  Ing. Enrique Pita García, miembro del Consejo Directivo de FIIC, Presidente de la Federación Ecuatoriana de la Construcción y de la Cámara de la Construcción de Guayaquil. Sugerimos como antecedente ver el artículo La Corrupción. Ecuador, valiente editorial. Ecuador acaba de tener elección Presidencial, en que en segunda vuelta y por escaso margen triunfó el candidato promovido por un régimen cuyo presidente tiene 10 años en el poder, con resultados que algunos consideran mixtos o no buenos, con cierto nivel de enfrentamiento social y también alineado con las prácticas de Venezuela. He aquí su colaboración

Perspectivas socioeconómicas del Ecuador

En el Ecuador, desde el 2015 el sector de la construcción ha venido decreciendo a causa de la contracción económica en el país, aunque causada por los aprietos de una economía global, fue agravada por las medidas tributarias y confiscatorias tomadas puertas adentro, acciones que afectaron a todos los sectores, principalmente a aquellos negocios medianos y pequeños dedicados directa o indirectamente a la construcción, a tal punto de que muchos cerraron sus puertas contribuyendo así al desempleo.

Los índices laborales en el Ecuador se miden por empleo adecuado, desempleo y varias subdivisiones de subempleo o denominado también como inadecuado, por cuanto en éste no se cumple con la jornada normal y/o se percibe un sueldo completo. Sobre estas cifras, funcionarios de gobierno en sus declaraciones casi siempre expresan la existencia de una mejoría cuando lo que existe en realidad es un incremento del subempleo, una mudanza de los que eran trabajos adecuados hacia otros sin condiciones. Dentro de esta informalidad se contaron alrededor de 600.000 ecuatorianos a diciembre del 2016, según lo indica el BCE.

Con este panorama entramos en un proceso electoral que desencadenó un sinnúmero de manifestaciones públicas de inconformidad, no obstante lo cual, estamos próximos a entrar en período gubernamental de quien fue votado por el 51.15% de los ecuatorianos, ahora bajo la expectativa del cumplimiento de propuestas como: mayor diálogo con los sectores estratégicos, cambio del estilo confrontativo del presidente saliente por uno de mayor conciliación, incremento del bono de Desarrollo Humano, mayor acceso a la seguridad social, 250.000 fuentes de trabajo anuales, reducción de la pobreza, entre muchas otras que deberán hacer frente al déficit de 6.000 mil millones del presupuesto general del estado y una deuda pública  que a febrero de 2017 llegó a USD 39 883 millones y, en nuestro caso un deterioro de la construcción de -8.9 en relación al PIB.

El Presidente electo deberá honrar otras deudas, aquellas de fiscalizar y sancionar los actos de corrupción como los de Petroecuador y Odebrecht; la creación de nueva infraestructura: servicios, vías, vivienda y edificios en las zonas devastadas por el sismo de abril 16 de 2016; recuperar la confianza en el mismo modelo político, de la mitad de ecuatorianos que se decidieron en las urnas por la otra opción.

01 de mayo 2017. Por: Ing. Enrique Pita García, miembro del Consejo Directivo de FIIC, Presidente de la Federación Ecuatoriana de la Construcción y de la Cámara de la Construcción de Guayaquil.

Corrupción, caso Odebrecht. Declaración Conjunta FIIC.

DECLARACIÓN CONJUNTA. CorrupcióN, Caso Odebrecht

Realizada por las Cámaras de 18 países integrantes de Federación Interamericana de la Industria de la Construcción FIIC

Hechos graves de corrupción, confesos ante el Departamento de Justicia de USA por la empresa Odebrecht, expresado en un acuerdo judicial, involucra a varios países miembros de nuestra Federación, a parte de sus Gobiernos y eventualmente a otras empresas.

Frente a la realidad planteada, manifestamos:

1.- La corrupción es un viejo flagelo, que genera daños irreparables en todos los niveles de una sociedad. Denunciarla y combatirla es una responsabilidad común, siempre.

2.- Ante la admisión judicial de Odebrecht ya referida y en los países involucrados, Argentina, Brasil Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela, nos permitimos exigir a sus Autoridades Nacionales acciones inmediatas y claras.

A las autoridades judiciales, que actúen con firmeza y celeridad.

A las autoridades administrativas, que comiencen de forma inmediata una revisión de todos los sistemas de licitación pública y los procesos de adjudicación de obras. Que denuncien a los funcionarios corruptos y a las empresas que han pagado sobornos.

3.- La FIIC y las Cámaras de la Construcción que la integran, han sido y son firmes opositores a todo mecanismo de corrupción. Exhortamos a mantener esa postura, haciendo las denuncias que entiendan conveniente.

América Latina y el Caribe necesitan una enorme inversión en vivienda e infraestructura. Solo así lograremos una vida más digna en beneficio de todos nuestros conciudadanos. La FIIC y sus Cámaras asociadas seguirán actuando con profesionalismo y el apego a los valores éticos y de integridad.

9 de Febrero de 2017

Consejo Directivo FIIC

VER DOCUMENTO ORIGINAL EN .PDF: https://goo.gl/iWRfss

 

Sugerimos considerar también lectura de los siguientes artículos recientes publicados por la FIIC sobre el tema de la Corrupción:

La Corrupción. Ecuador, valiente editorial

9 de Enero 2017.  Ing. Ricardo Platt. Presidente FIIC

 La Corrupción

El grave problema de la Corrupción preocupa a toda la sociedad. Incluso hemos comentado antes, hablando del entorno social, que es muy conocida la inconformidad general de la población a nivel no solo de Latinoamérica sino mundial con los políticos y gobierno así como clara la insatisfacción de los países latinoamericanos frente a una clase política que en muchos casos exhibe prácticas deshonestas y grave corrupción, abiertamente denunciadas por ese fenómeno de comunicación del siglo XXI que son las redes sociales.

Comprende muchos ámbitos, públicos y privados y procesos del diario devenir, desde eventos relativamente pequeños, como el “estímulo económico” que un ciudadano da a veces en una ventanilla pública para agilizar un trámite cualquiera o evadir una sanción de tránsito. En una operación totalmente entre privados igual puede también presentarse.

Su efecto mayor en costo y todo tipo de repercusiones suele estar en actividades de las autoridades a cualquier nivel de gobierno, tanto en sus funciones generales de gestión como en los procesos de procura de bienes o servicios, como en construcción de obra pública. Ejemplos muy conocido de corrupción:

  1. Para gestión el caso reciente de “La Línea” en Guatemala, en la gestión aduanal, que llevó a la caída y procesamiento jurídico del Presidente y Vicepresidente del país.
  2. Casos en la procura de medicamentos para uso público, equipos de cómputo para la administración gubernamental y todo tipo de bienes y servicios necesarios, se ventilan a diario en nuestros países.
  3. En la construcción, el caso Odebrecht, con actividades de corrupción al menos confesa en diez países de Latinoamérica, está al orden del día, este caso -por su importancia- lo abordaremos por separado pronto.

El común denominador en el párrafo previo no es un sector ciudadano en particular sino la parte gubernamental, a pesar de que frecuentemente ésta pretende responsabilizar del tema e incluso demonizar a los otros participantes, la construcción incluida. Si realmente se quiere atacar el problema hay que tener esto claro. La autoridad -denominador común- es tan responsable de la Corrupción (o más, pues su obligación es evitarla) como la otra parte involucrada, que por supuesto debe asumir su responsabilidad igualmente.

Tampoco es posible ni justo generalizar que la totalidad del sector público o privado es corrupto. En ese contexto, las cámaras o federaciones nacionales de la construcción de los 18 países que integramos a nuestra Federación FIIC y la propia FIIC con su Comisión Anticorrupción, buscamos luchar contra la Corrupción, cada quien desde su ámbito, entorno de país, marco jurídico, grado de penetración del problema, etc., que son muy heterogéneos entre nosotros. Y la lucha no es fácil, ni a corto plazo, además de que expone a las cámaras y en lo personal a nuestros líderes a todo tipo de presiones, riesgos, ataques y represión de diversas formas, que son una gran e innegable realidad.

Caso Ecuador

Como ejemplo de lo anterior y muestra de la posición pública, valiente y muy clara de una de nuestros integrantes, la Federación Ecuatoriana de la Construcción, reproduzco textualmente con el conocimiento de su autor el mensaje al país del Ing. Enrique Pita García. Él es miembro del Consejo Directivo de FIIC, Presidente de dicha Federación Ecuatoriana y de la Cámara de la Construcción de Guayaquil. Publicó el mensaje como Editorial en la página 7 de su Revista Oficial [i] que está circulando en Ecuador desde inicio de Diciembre de 2016.

El Editorial, textualmente:

LA CÁMARA DE LA CONSTRUCCIÓN DE GUAYAQUIL AL PAÍS

Funcionarios de alto nivel del Gobierno Nacional han realizado en las últimas semanas declaraciones insinuando que son los contratistas los que corrompen a los funcionarios públicos, teoría por la que podríamos reformar la Biblia en el sentido de que ‘fue Eva la que corrompió a la serpiente para obligarla a darle la manzana”

Al respecto cabe preguntarse si no son éstos los que preparan los términos de referencia que permiten favorecer a quienes ellos desean que sean adjudicados y elaboran los presupuestos en los que no solamente está contemplado el costo real de los proyectos, que es lo que verdaderamente cobra el contratista, sino valores en exceso que quienes desean trabajar tienen que ser “reembolsados” a éstos.

Y este no es un asunto del cual no se ha comentado públicamente, así el 7 de junio de 2011 el Ing. Hermel Flores, en ese entonces, Presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción de Quito, CAMICON, puso en conocimiento del Econ. Rafael Correa, Presidente de la República, a través del oficio CCODJ- 238-2011, lo siguiente: ..

“hemos recibido varias denuncias en el sentido de que personas inescrupulosas a nombre del Gobierno solicitan dinero a profesionales y empresas constructoras para “gestionar” la adjudicación de contratos del sector público, dinero que según lo afirmado en dichas denuncias, debería ser entregado, una vez que las instituciones cancelen el anticipo de los contratos respectivos.

Se nos ha indicado también que estas personas inclusive solicitan estos “pagos” a los oferentes que están en mejores condiciones de ser adjudicados y los presionan con la amenaza de hacerlos  descalificar”

En mi discurso por la celebración de aniversario por los 47 años de fundación de la Cámara de la

Construcción de Guayaquil en diciembre del año pasado, mencioné: “… recomendamos que se forme una comisión oficial, de alto nivel, que reciba e investigue denuncias de los contratistas públicos respecto a las exacciones y exigencias de dinero a cambio de contratos y pago de sus planillas, esto por supuesto sin que se los acuse de cómplices por haber cedido a tales chantajes en la necesidad de conseguir trabajo para beneficio de sus familias, como ya ha sucedido”

Lamentablemente, a pesar de que este ha sido un asunto ampliamente comentado a lo largo y ancho del país, no ha recibido atención en ningún caso por parte del Gobierno Nacional ni de las autoridades que tienen que ver con la fiscalización o supervisión del buen uso de los recursos de los ecuatorianos.

Mucho tememos que en el intento del gobierno de mantener la imagen de que sus funcionarios son siempre de manos limpias y que no participan de estas irregularidades ha creado una especie de paraguas de protección que ha permitido que se sientan protegidos y que en muy pocos casos, si acaso en alguno, sean auditados y, obviamente, enjuiciados.

 De acuerdo a lo que los contratistas públicos manifiestan de forma privada, o caso contrario podrían ser acusados de complicidad, los valores a los cuales éstos están obligados a devolver están entre un 10% y un 25% por lo que si asumimos que los contratos públicos fueron del rango de los 70.000 millones de dólares podríamos fácilmente establecer que hay no menos de 7.000 millones de dólares que no han beneficiado a los proyectos o a los contratistas y que deberían ser materia de investigación por parte del Gobierno Nacional.

Esperarnos que estas prácticas en un futuro Gobierno se terminen.

Ing. Enrique Pita García

Reflexión Final

Dejo a conciencia de cada quien reflexionar con seriedad sobre el mensaje y las muchas aristas que toca. Cada país tiene condiciones diferentes, pero esta es muestra indudable de la postura decidida y frontal aunque sumamente difícil que nuestro sector tiene en este complejo problema. Sin evadir responsabilidad de quienes lo merezcan en nuestro sector construcción, no estamos en FIIC dispuestos a eludir el problema, ni a ser cómplices por permanecer callados ante las serias irregularidades que van en claro y gran detrimento del bien común. El sector gobierno a nivel de poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, en su jurisdicción nacional y subnacional tiene igual gran responsabilidad, como contraparte del sector construcción y de los otros integrantes de la parte ciudadana a que pertenecemos; así como administrador de los recursos que los ciudadanos le entregamos (impuestos) para administrar con probidad y eficiencia.

La sabiduría popular percibe las irregularidades; aunque no tenga las pruebas, no se le puede seguir engañado. Hay que romper las redes de corrupción, frecuentemente no son unos pocos hechos aislados, sino redes permitidas, promovidas o producto de diversas circunstancias. No debe continuar la impunidad de todos conocida, que  perpetúa la Corrupción.

Felicito al Ing. Pita por su posición, cada uno de nosotros como persona, cada sector, desde nuestro sector y también en conjunto todos los sectores somos responsables de luchar contra el cáncer de la Corrupción. Reitero el interés de todos los que integramos FIIC por lograr la mejor calidad de vida de quienes vivimos en la región, lo que necesariamente pasa por el uso pulcro, honesto y eficiente del manejo de los recursos que los ciudadanos aportamos vía impuestos al país. Creemos nadie tiene derecho a administrarlos mal o a abusar de ellos.

[i] Accesible en: https://www.joomag.com/magazine/revista-octubre-2016/0405601001481665575