Etiqueta: El Salvador

CASALCO Busca Priorizar el Desarrollo Económico del País

Giuseppe Angelucci Silva
Presidente de CASALCO

Apreciados miembros de la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción (FIIC) reciban un cordial saludo de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (CASALCO) deseándoles muchos éxitos en sus labores cotidianas.

El día 1° de junio de 2019, asumió la presidencia de El Salvador el señor Nayib Bukele, como gremial estamos expectantes del comportamiento del sector en lo que resta del año, y para el próximo quinquenio, tomando en cuenta los cambios que el nuevo Gobierno ha propuesto, entre ellos la creación de un Ministerio de Vivienda que, de acuerdo con las primeras declaraciones de la titular, Lic. Michelle Sol, se enfocará en ejecutar programas que reduzcan el déficit habitacional en nuestro país.

Sabemos que un cambio de Gobierno implica nuevos retos, implementación de nuevas visiones y formas de hacer las cosas, sin embargo, esperamos que en estos cinco años, el interés común por generar el desarrollo económico y social del país sea prioridad, de tal forma que el Estado y la empresa privada continuemos por el camino del diálogo.

En este nuevo período haremos varias propuestas, muchas de las cuales iniciamos a trabajar en anteriores periodos gubernamentales, entre ellas esperamos concretizar la Ley de Inclusión Habitacional, que hemos trabajado tomando como base la experiencia de Panamá con su “Ley de Intereses Preferenciales” y la de Colombia con su ley “Mi Casa Ya”, dicha ley beneficiará a los salvadoreños que no han podido adquirir su primera vivienda, acompañado de la consiguiente generación de empleo que nuestra industria provee.  

Al entrar en vigencia dicha ley y de acuerdo con las proyecciones establecidas, podríamos construir al menos 31 mil viviendas en un periodo de cinco años, generando en su proceso unos 200 mil empleos entre directos e indirectos. Ningún funcionario que desea un El Salvador próspero se debería de oponer a la creación de esta iniciativa, por el contrario, apoyándola demostrarían su compromiso con las familias salvadoreñas para que éstas tengan un lugar digno donde vivir.

NotaCASALCO vivienda

Basados en la experiencia de algunas gremiales de la región, queremos impulsar también una Ley de Incentivos Fiscales para nuestro sector, con la finalidad de romper el ciclo de bajo crecimiento que hemos venido experimentando desde hace varios años.  Como en sus países, acá en El Salvador uno de los detonantes de la economía es la construcción. Por tal razón, es necesario disminuir las cargas impositivas para el desarrollo de proyectos de construcción y lograr que éstos sean más accesibles a un mayor segmento poblacional. Los incentivos podrían reflejarse en el impuesto sobre la renta, impuesto sobre transferencia de tierras, impuestos de importación de materiales, maquinaria y equipos. También podría reflejarse en las tasas, contribuciones e impuestos por trámites en instituciones que otorgan permisos para construcción.

De igual forma esperamos que en este quinquenio se pueda aprobar una nueva Ley de Agilización de Trámites que permita reducir los tiempos relacionados con los procesos que se deben de llevar hasta la obtención de un permiso de construcción; así como una reforma a la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP) que priorice la contratación de empresas nacionales, revisando el ajuste de precios y el tiempo de la duración de las garantías, pues no podemos regir la compra de artículos, bienes, servicios o consumibles necesarios para el funcionamiento de la administración pública, con la contratación de obras de gran envergadura con los mismos parámetros.

NotaCASALCO construccion

Para que la industria de la Construcción siga considerándose un catalizador de la economía nacional, es necesario trabajar a la brevedad en las propuestas, reformas o modificaciones señaladas e implementarlas en el corto plazo, solamente de esa forma podremos llevar al país al nivel en el que ahora se encuentran otras naciones de la región.

Al cierre del 2018 la Construcción y las actividades inmobiliarias aportaron el 12.5 por ciento del PIB nacional y tenemos altas expectativas que la tendencia sea aún mayor en los próximos años. Hemos identificado que nuestra industria puede invertir unos mil 800 millones de dólares en los próximos tres años, inversión que se traduce en miles de empleos por medio de los cuales se beneficiarían a las familias salvadoreñas.

Sin duda la Construcción es sumamente importante para todos los países de la región, es por eso, estimados empresarios, que los invito a seguirnos esforzando por impactar positivamente el mundo en que vivimos.

Sigue leyendo nuestras noticias en:
http://fiic.la/blog/

La tramitología y los permisos de construcción en El Salvador

15 de mayo 2017. Por : Ing. Ángel Antonio Díaz, Presidente de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción, CASALCO.

Como presidente de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (CASALCO) envío un fraternal saludo a todos los empresarios de la región que están agremiados en las 19 cámaras que conforman la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción, FIIC, deseándoles que cada día cosechen los éxitos de su arduo trabajo.

Como es bien sabido, nuestra industria es la cara visible del desarrollo de nuestras economías y un aliado estratégico para el desarrollo económico y social de cada uno de nuestros países, esto es precisamente lo que nos debe motivar a continuar trabajando proactivamente y haciendo propuestas que sumen, que permitan a nuestro sector robustecerse y continuar generando miles de empleos directos e indirectos, lo cual beneficia a nuestras sociedades y tiene un efecto multiplicador.

Un común denominador de nuestra Industria es la lucha constante para poder lograr que los trámites y permisos necesarios para la construcción de las obras públicas y privadas se puedan realizar en el menor tiempo posible, logrando de esta forma dinamizar los procesos en una forma sistemática, para poder generar la mayor cantidad de obras, lograr el crecimiento de nuestras economías y su consecuente generación de empleos. Es por esta razón, que la Cámara que yo represento ha trabajado arduamente para lograr reducir la tramitología. Hemos logrado identificar, en el transcurso de los años, que muchos de los factores que retrasan los trámites y la obtención de permisos tienen que ver con burocracia, arbitrariedades, diversidad de criterios técnicos entre los empresarios ejecutores de los proyectos y las autoridades gubernamentales, así como temor de los funcionarios debido a la corresponsabilidad que conlleva el otorgamiento de un permiso de construcción.

                                                                                                    San Salvador

Es por esta razón que hemos realizado gestiones con todas las instituciones involucradas en el proceso, con la finalidad de poder llegar a reducir los tiempos hasta un total de 180 días, lo cual consideramos es un tiempo prudente y apegado a las leyes que involucran las gestiones en mención.

En ese sentido logramos hace unos años la aprobación de una Ley Especial de Agilización de Trámites para la Construcción, la cual por vacíos en la misma no pudo ponerse en operación y por tal razón, en este momento está siendo revisada y se han propuesto reformas para lograr los fines para los cuales fue concebida.

Esto nos ha llevado a participar activamente en mesas técnicas de trabajo y espacios de diálogo y discusión, involucrando además de las instituciones relacionadas directamente con los trámites y permisos como son el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados, La Secretaria de Cultura, Los Gobiernos Municipales y las Oficinas Técnicas Planificadoras del Desarrollo Urbano, a gestionar con la Vicepresidencia de la República, Secretaria Técnica de la Presidencia, Secretaria de Gobernabilidad y la Corte de Cuentas de la República, con la finalidad de buscar alternativas y soluciones a la problemática existente. Nos hemos caracterizado por mantener diálogos abiertos y propositivos, en el entendido que estamos inmersos en un sistema y que es deber de todos aportar para el logro de los objetivos.

Aprovechando la coyuntura, y tras la creación del Organismo de Mejora Regulatoria (OMR), el cual está conformado por representantes del Gobierno y de la empresa privada, instancia creada por Decreto Ejecutivo a requerimiento de la Corporación para el reto del Milenio (MCC) como un requisito para el otorgamiento del segundo compacto de donación no reembolsable a El Salvador conocido como FOMILENIO II, elevamos nuestras gestiones para buscar la discusión y el respaldo de dicho Organismo, quienes luego de realizar un diagnóstico de la problemática sobre los trámites y permisos de nuestro sector, entregaron 15 recomendaciones al Gobierno Salvadoreño para lograr agilizar los procesos, los trámites y obtención de permisos de construcción en las instituciones Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (8), La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (4), Ministerio de Obras Públicas  y Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano (3)

Después de un largo recorrido, con un enfoque en nuestros objetivos y trabajando sin descanso, hemos empezado a ver avances y esperamos poder concretizar los esfuerzos realizados, aunque sabemos que falta mucho camino por recorrer, pero estamos dispuestos a continuar con nuestra labor, a seguir dialogando, aportando, pero también a seguir señalando los obstáculos y problemas, siempre con propuestas de solución, pues estamos convencidos que es la forma de avanzar y generar las oportunidades, el desarrollo y el progreso que todos necesitamos.

 

Les animo a que ustedes también sigan haciendo su mejor esfuerzo en cada uno de sus países, no perdiendo de vista la ética, transparencia y responsabilidad social empresarial que debe caracterizarnos y poner en alto el nombre de nuestra industria, a nivel regional. Que Dios nos continúe guiando en este camino.

Ing. Ángel Antonio Díaz, Presidente de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción, CASALCO. 15 de mayo 2017